Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Se incrementa la construcción de centros de datos en Europa

  • Reportajes

Europa GDPR

Las grandes firmas del sector tecnológico apuestan por la construcción de centros de datos en el viejo continente para dar soporte al continuo avance en la transformación digital de las empresas, lo que está dando un importante impulso a la industria relacionada con el almacenamiento de datos.

Este sector está viviendo un repunte en la zona euro desde el año pasado, debido principalmente al creciente desarrollo digital de las empresas europeas, que están ampliando sus capacidades tecnológicas y migrando paulatinamente a infraestructuras basadas en la nube. A las grandes firmas dedicadas a ese negocio, que son principalmente americanas, les interesa invertir en centros de datos más cercanos y con más capacidad para dar servicio a su creciente cartera de clientes.

Además de los estados europeos que tradicionalmente han tenido más concentración de centros de datos, como Reino Unido y Alemania, diversos países de la región llevan años postulándose como regiones ideales para la construcción de nuevas instalaciones. Un ejemplo son Irlanda y los países del norte, que están atrayendo fuertemente a los inversores de todo el globo.

En Irlanda las regulaciones están generando algunos problemas para empresas destacadas del sector tecnológico, como se ha podido ver con la cancelación del proyecto de centro de datos de Apple en Athenry. Y con las últimas resoluciones de las autoridades irlandesas, que han invalidado las ventajas fiscales ilegales otorgadas por Dublín, obligando a Apple a pagar en 2018 los impuestos atrasados, con un valor de 13.000 millones de euros. Amazon también está sufriendo algunos retrasos debidos a errores en la evaluación del impacto energético en la red irlandesa, que está empezando a sufrir problemas derivados del elevado consumo de sus cada vez más numerosos centros de datos. Pero esto no está suponiendo un freno para el despliegue tecnológico de esta y otras empresas del sector, a quienes les interesan las posibilidades que ofrece este país por su ubicación y su infraestructura tecnológica.

Por otro lado, no es casual que los países nórdicos como Suecia también estén atrayendo a tantas empresas tecnológicas importantes, ya que cuentan con buenas políticas relacionadas con la implantación de este tipo de negocios, un ecosistema tecnológico avanzado, con redes de alta velocidad y personal de alta capacitación, y apuestan por las energías renovables y la sostenibilidad, algo que interesa mucho a las grandes empresas por cuestiones como la eficiencia energética y el descenso de la huella ecológica.

 

Los despliegues más recientes de centros de datos

Una prueba del creciente interés en ampliar la infraestructura de centros de datos en Europa son los diferentes proyectos iniciados en los últimos meses por algunas de las compañías de Internet más importantes del mundo:

Google: el despliegue de esta gran compañía en Europa no para de crecer. Esta semana se ha publicado la noticia de que invertirá 150 millones de euros en ampliar su centro de datos en Dublín, situado en el parque empresarial Grange Castle, donde también han ubicado sus instalaciones el resto de compañías de primer nivel.
Por otro lado, a principios de año se conoció el plan de inversión de Google para expandir su campus de data center en Saint-Ghislain, Bélgica, con una inversión de 250 millones de euros para construir una nueva instalación, que estaría en funcionamiento en 2019.
Otro ejemplo de su estrategia de expansión se vio el otoño pasado, cuando se conoció que Google había comprado un terreno de 109 hectáreas en Suecia, en el municipio de Avesta, una zona tradicionalmente industrial. Según afirmaron los responsables de la compañía en aquel momento, no tenían planes para la construcción de un centro de datos, pero les pareció una zona estratégica para mantener posibilidades de expansión si el negocio lo requería.

Facebook: se acaba de saber que el gigante de las redes sociales está planeando construir un tercer centro de datos en la ciudad de Luleå, en el norte de Suecia, donde estableció su primera instalación europea en 2013. Ocupará unos 93.000 m2 y se pondrá en funcionamiento, previsiblemente, en 2021. La elección de este lugar no es casual, ya que esta localidad cuenta con grandes reservas de energía renovable y una infraestructura industrial sólida. Los motivos para ampliar esta ya de por sí enorme instalación, considerada un campus en sí mismo, es que su base de datos de usuarios no para de crecer y de generar ingentes cantidades de datos, como vídeo y realidad virtual, que requieren mucho espacio propio.

Amazon: la tienda online más popular del mundo también lleva tiempo destinando recursos a sus instalaciones en Europa. Hace aproximadamente un año anunció sus planes para construir tres centros de datos en Suecia, para dar servicio a todas las empresas que se suman constantemente a su plataforma Amazon Web Services (AWS), una de las más importantes a nivel mundial, y con muchos clientes importantes en la zona euro. Como es costumbre para esta compañía, no revelaron la inversión que pretendían realizar, pero según declararon sus tres instalaciones, que actualmente están casi a punto, darán mucho trabajo en la región.

Vodafone: El pasado mes de abril Vodafone España presentó su nuevo centro de datos en Madrid, como parte de su estrategia para reforzar el negocio cloud y de almacenamiento de datos, compitiendo con los gigantes del sector. También inauguró otro centro en Valladolid que actúa como espejo, y cuenta con otros diez por toda la geografía nacional, que obtuvo tras la adquisición de Ono.

Cyrus One: este proveedor de servicios de data center es otra de las empresas que quieren afincarse en el parque tecnológico Grange Castle de Dublin, para lo que han proyectado la construcción de dos centros de datos, con una inversión de 300 millones de euros. El proyecto abarca don instalaciones de dos pisos de altura, junto con un edificio de oficinas, y en total ocupará una extensión de 35.500 m2. Esta compañía tejana adquirió a finales de año la consultora Zenium Data Centers para adquirir presencia en Alemania quien, a su vez, se ha embarcado en la construcción de dos nuevos centros de datos en el corazón financiero del país.

 

La lista de empresas que están invirtiendo en la construcción de centros de datos en Europa continúa creciendo, lo que confirma la tendencia al alza del sector que ya vaticinaban los expertos y analistas desde el año pasado. Teniendo en cuenta el desarrollo de nuevas tecnologías industriales, gubernamentales, de empresa y de consumo basadas en la nube, los actuales centros de datos pronto necesitarán refuerzos para afrontar la futura demanda de almacenamiento y procesamiento de información.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.