Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Apple cancela la construcción de un Data Center de 850 millones de euros en Irlanda

  • Noticias y Actualidad

Apple Logo

Tras varios años de retrasos debidos a conflictos legales, el gigante tecnológico californiano retira un importante proyecto de construcción de un centro de datos en el oeste de Irlanda.

El proyecto de Apple de construir un centro de datos en Irlanda se anunció en 2015, como parte de su estrategia de ampliación de operaciones, con la intención de crear de dos nuevos “Green Data Center” en Irlanda y Dinamarca, para los que tenía previsto invertir 2.000 millones de dólares. Concretamente, las instalaciones que tenía pensado construir en el oeste de Irlanda, en la localidad de Athenry, abarcarían 166.000 m2, y su puesta en marcha estaba prevista para 2017. Pero la sucesión de demoras por varios litigios estaba retrasando la concesión de los permisos oficiales y, finalmente, Apple ha desestimado el proyecto.

En un principio, el centro de datos se iba a instalar en unos terrenos anteriormente dedicados al cultivo de árboles foráneos con fines comerciales. Con el fin de reducir el impacto ambiental del proyecto, Apple tenía previsto repoblar el cercano bosque de Derrydonell con especies nativas y crear un espacio al aire libre para las personas. Pero las dudas sobre los posibles efectos medioambientales que podría provocar la construcción de un centro de datos en la región suscitaron la polémica, y al poco tiempo del anuncio del proyecto se generó un conflicto legal. Los detractores apelaban a los riesgos medioambientales y a los posibles problemas para la estabilidad de la red eléctrica local, iniciando un proceso legal largo que finalmente ha llevado a Apple a desestimar el proyecto.

Según ha informado la empresa californiana a los medios de comunicación, esto no repercutirá en sus otras inversiones en Irlanda, donde en los últimos dos años ha invertido más de 550 millones de euros con empresas locales, dando trabajo de forma directa e indirecta a más de 25.000 personas. Además, afirman que está firmemente comprometidos con sus empleados y clientes, y que continúan la expansión de sus operaciones en Cork donde, además de dar empleo a más de 6.000 personas, están construyendo nuevas instalaciones.

Por su parte, el gobierno irlandés ve esta situación como una oportunidad desaprovechada para mejorar la economía local y nacional, ya que las empresas tecnológicas como Apple constituyen un importante motor económico para el país. Por ello se está planteando modificar las regulaciones para incluir los centros de datos dentro de la lista de estructuras estratégicas, lo que aligeraría mucho el proceso de planificación y aprobación de este tipo de proyectos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.