La gestión de datos estructurados sigue impulsando el mercado de almacenamiento

  • Noticias y Actualidad

Infraestructura

Durante la primera mitad de 2022 la gestión de datos estructurados ha sido responsable de la mayor parte del gasto empresarial en infraestructura de computación y almacenamiento. Aunque la gestión de datos no estructurados se está convirtiendo en una prioridad para las organizaciones, las cargas de trabajo relacionadas con datos y bases de datos estructurados ha alcanzado una gran madurez y sigue teniendo la mayor influencia en el gasto en hardware y software.

A medida que avanza la digitalización las organizaciones se enfrentan a un aumento considerable de los datos no estructurados, pero la gestión de datos y bases de datos estructurados siguen siendo de las cargas de trabajo más críticas para el negocio. Su importancia hace que por el momento sigan siendo los principales condicionadores del gasto empresarial en infraestructura informática y de almacenamiento de datos.

Según el último informe de IDC, en el primer semestre de 2022 estas cargas de trabajo han sido responsables del 8,5% del gasto total de las empresas en hardware y software informático y de almacenamiento de datos, sumando 6.500 millones de dólares. Los investigadores consideran que es una de las cargas de trabajo más maduras, con un crecimiento interanual del gasto situado en un 2,2% en la primera mitad del año.

Por su parte, las tareas relacionadas con datos no estructurados están aumentando su influencia en el gasto empresarial en TI, y en estos meses las organizaciones han incrementado mucho el gasto relacionado con estas cargas de trabajo. Por ejemplo, en las bases de datos no estructuradas y la gestión del ciclo de vida de la IA, categorías que en el primer semestre han visto aumentos interanuales del gasto del 52,9% y el 40,2%, respectivamente.

Por el momento, las bases de datos no estructuradas son una de las categorías que menos infraestructura informática y de almacenamiento consumen, sumando un gasto de 2.300 millones de dólares. Por su parte, la gestión del ciclo de vida de la inteligencia artificial, que incluye plataformas relacionadas con la capacitación de la IA, ha representado un gasto de 4.400 millones.

Entre las diferentes categorías de cargas de trabajo, la de gestión de datos, que integra el ciclo de vida de IA, la inteligencia empresarial y análisis, las bases de datos estructuradas/gestión de datos, el análisis de texto y medios, y las propias bases de datos no estructuradas, será la más grande en 2022, acumulando un gasto de 41.100 millones de dólares en computación y almacenamiento. Esta categoría seguirá siendo la más grande entre 2022-2026, creciendo a una CAGR del 9% hasta alcanzar 56.300 millones de dólares para final del período. Y, según IDC, la mayor parte del crecimiento estará relacionado con los datos no estructurados y la inteligencia artificial.

Por otro lado, la gestión de datos también será la categoría en la que más rápidamente crecerá el gasto en infraestructura en la nube compartida y dedicada (dentro y fuera de la nube), mostrando un crecimiento (CAGR) del 15,9% y del 5,3%, respectivamente. IDC pronostica que para 2026 estas categorías representarán un gasto de 23.500 y 32.800 millones de dólares, respectivamente. Se espera que la categoría de carga de trabajo que más rápidamente incrementará el gasto empresarial en infraestructura de computación y almacenamiento en entornos dedicados en estos años será la de aplicaciones técnicas, con una CAGR del 6,2%. Y también será la segunda en crecimiento del gasto en nube compartida, con una CAGR del 14,8%. Así, el gasto en infraestructura para cargas de trabajo técnicas podría alcanzar un total de 11.100 millones de dólares en 2026.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.