La sobreoferta de chips NAND Flash impulsa una caída general de los precios

  • Noticias y Actualidad

Descenso

Durante el segundo trimestre de 2022 las ventas de memoria NAND Flash han caído más de lo previsto, generando una situación de sobreoferta que va a condicionar el comportamiento del mercado durante el resto del año. La acumulación de inventario a causa de la baja demanda se sumará a la previsible caída del gran consumo en los próximos meses, impulsando una caída de precios en el tercer trimestre que los expertos cifran entre el 8% y el 13%.

Los fabricantes de memoria NAND Flash continúan con un ritmo de producción que no está encontrando un reflejo en el lado de la demanda, pero continúan con la transición hacia procesos más avanzados que permiten una mayor productividad con un menor coste. Esto está inundando el mercado de chips que no encuentran salida, y en el segundo trimestre de 2022 las ventas han sido menores de lo previsto. Los clientes tienen inventarios cada vez más llenos, lo que está generando una situación de sobreoferta que no se aliviará a corto plazo.

Según las investigaciones de TrendForce, los distribuidores están teniendo muchas dificultades para liquidar sus existencias de memoria NAND Flash y se espera que en la segunda mitad del año se reducirá significativamente la demanda de dispositivos electrónicos en el mercado de consumo, afectando mucho al mercado de smartphones, portátiles y otros equipos que montan almacenamiento NAND Flash. Además, los problemas de inventario están extendiéndose aguas arriba y los vendedores sienten una gran presión para liberar sus inventarios.

Como consecuencia, los expertos esperan que el precio de estos chips de memoria caerá entre un 8% y un 13% en el tercer trimestre, y esperan que el descenso continúe durante el último cuarto de 2022. Algunos indicadores clave de cómo se comportará el mercado son la baja demanda de SSD de cliente, ya que los OEM de PC y de otros dispositivos están reduciendo sus volúmenes de compra para el tercer trimestre. Además, la competencia de precios es cada vez mayor, ahora que han llegado al mercado los nuevos SSD basados en memoria QLC de 176 capas, y por el lanzamiento oficial de los nuevos SSD de portátiles de la marca china YMTC. El resultado es que en la categoría de SSD de cliente los precios caerán entre un 8% y un 13% en el tercer trimestre.

En la categoría de SSD empresariales las ventas en el segundo trimestre han sido más bajas de lo previsto, ya que los clientes se muestran cautos ante la recesión económica, y los fabricantes de servidores también están recortando sus adquisiciones. Los investigadores de TrendForce dicen que en el tercer trimestre continuará la contracción del mercado de SSD empresariales y también seguirá cayendo la venta a los grandes proveedores de la nube de China, que tienen un papel importante en el mercado. Con el fin de estimular las ventas los fabricantes de memoria van a reducir sus precios, aunque no está claro que esto logre impulsar la demanda. En cualquier caso, se prevé que los precios de los SSD empresariales podrían caer entre un 5% y un 10% en este tercer trimestre.

Otras categorías, como MMC y UFS también muestran una importante desaceleración, y otro dato clave es que el mercado de obleas NAND Flash ha comenzado a caer en el segundo trimestre, cuando las previsiones anteriores eran de crecimiento. A consecuencia de ello el inventario en las fábricas de módulos y en los clientes finales sigue siendo elevado, lo que impulsará una nueva caída de precios de las obleas. Mientras tanto, los fabricantes siguen avanzando en la modernización de los procesos de fabricación, incrementando la oferta disponible, lo que resultará en una caída de precios de entre el 15% y el 20% en el tercer trimestre de 2022.