Estudio sobre la degradación de los datos almacenados en unidades HAMR

  • Noticias y Actualidad

disco duro

Ingenieros japoneses ha realizado un exhaustivo estudio sobre los factores que provocan la degradación de los datos almacenados en discos duros HAMR a largo plazo. En su investigación han determinado que este problema tiene mucho que ver con la estabilidad térmica y el tamaño del grano empelado en la película magnética, lo que ayudará a mejorar la tecnología de estos discos para que mantengan los datos inalterados durante más tiempo.

El almacenamiento magnético de datos a largo plazo se realiza generalmente en cinta magnética o discos HDD, y con la llegada de la tecnología HAMR la industria está más interesada que nunca en emplear este tipo de unidades. Esto se debe a su gran densidad de almacenamiento y a que permiten acceder a la información con rapidez en caso necesario. Pero hasta ahora no se tenía una medida clara sobre cuánto tiempo se pueden almacenar los datos en los discos HAMR sin que se degraden, lo que ponía en duda su viabilidad para el archivo de datos a largo plazo.

Pero ahora un equipo de ingenieros de la Escuela de Graduados de Ingeniería de la Universidad de Mie (Japón) y de la Escuela de Graduados en Informática e Ingeniería de la Universidad de Electrocomunicaciones de Japón han realizado un profundo estudio para conocer más sobre esta cuestión. En un artículo publicado por la revista Journal of the Magnetics Society of Japan, los autores de esta investigación explican cómo han estudiado las causas y efectos de la degradación de los datos almacenados en discos duros HAMR.

Han investigado cómo la estabilidad de la información se relaciona con parámetros como la temperatura media de Curie, la altura del grano empleado en la película magnética y la relación constante de anisotropía en la grabación magnética asistida por calor con una densidad de área de 4 Tb por pulgada cuadrada. Su objetivo era conocer a fondo las causas y los niveles de degradación de los datos en sistemas de archivo basados en HAMR durante un plazo de 10 años, para lo que han introducido un campo de lectura normalizado mínimo (H0) y una tasa de degradación de la información (R0) tras 10 años de archivo.

Para interpretar los resultados obtenidos han investigado si existe una correlación entre H0 y R0 y un factor de estabilidad térmica efectivo para capas magnéticas fabricadas con 9 y 6 granos por bit almacenado. Han descubierto que existe una fuerte correlación entre ambos parámetros, ya que la constante de anisotropía es mucho mayor que la anisotropía de forma. Comentan que los valores H0 y R0 son funciones del factor de estabilidad térmica efectiva y del número de granos, y son independientes del número de granos por bit.

Sus estudios revelan que el factor de estabilidad térmica necesario para garantizar que los datos grabados en unidades HAMR perduran durante al menos 10 años es superior a 120. Y han determinado que existe una correlación débil entre el campo de lectura inicial (o el campo de lectura mínimo) después de 10 años de archivo y el factor de estabilidad térmica efectivo. Esto ayudará a la industria a mejorar la vida útil de los discos duros basados en la grabación magnética asistida por calor, una de las tecnologías emergentes en el ámbito de los HDD de alta capacidad.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology