Memoria resistiva basada en una película de monosacáridos de fructosa

  • Noticias y Actualidad

Datos seguridad

Investigadores de varias universidades de Estados Unidos y Malasia han desarrollado una tecnología de memoria de computación resistiva no volátil basada en una película de monosacárido de fructosa. Afirman que se trata de una tecnología de memoria NVM biocompatible y verde, que podría tener aplicaciones muy diversas más allá de la informática convencional.

Las tecnologías basadas en el silicio dominan el ecosistema tecnológico actual, pero los investigadores académicos están trabajando en enfoques muy diferentes, como las tecnologías que combinan lo orgánico y lo inorgánico, que podrían tener aplicaciones en diferentes campos de la ciencia médica, entre otros. Un ejemplo es el trabajo publicado en Applied Physics Letters por un equipo de investigadores de ciencias de la computación y de materiales de la Universidad Estatal de Whashington y la Universidad Sains de Malasia, respectivamente.

Su propuesta es una memoria resistiva de acceso aleatorio (RRAM) basada en una película de monosacárido de fructosa. En su innovadora investigación han desarrollado una película delgada de fructosa que actúa como capa de conmutación resistiva con electrodos superiores de Al y Ag. Afirman que ambos dispositivos han demostrado comportamientos de conmutación resistivos bipolares y no volátiles altamente reproducibles, con una gran relación de encendido/apagado en ambos casos.

Los mejores resultados se dan en los electrodos de Al, tanto en el voltaje de formación como en el voltaje establecido y la ventana de memoria, que son mayores que en el electrodo Ag, aunque sus voltajes de reinicio son comparables. En su trabajo proponen los mecanismos de conducción dominantes en las películas de fructosa. Afirman que, en un estado de alta resistencia, ambos electrodos muestran una conducción limitada de la carga espacial, mientras que, en un estado de baja resistencia, el mecanismo principal es la ley de Ohm.

Una de las características más interesantes de esta tecnología, según sus creadores, es que permitiría crear una memoria RAM resistiva no volátil biocompatible y “verde”, lo que permitiría su aplicación en tecnologías avanzadas de la salud y vinculadas a los seres vivos. Y sus capacidades no se han visto anteriormente en otros desarrollos de RRAM basada en materiales bioorgánicos naturales, lo que da más valor a estos hallazgos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital