Memoria ReRAM con capacidades de almacenamiento de energía

  • Noticias y Actualidad

chip procesador

Una empresa israelí y un instituto de investigación francés han realizado un innovador avance la tecnología de memoria RAM resistiva, añadiendo la capacidad para almacenar energía. Su propuesta permitiría mejorar la gestión de energía para las operaciones de computación en memoria, empleando memoria ReRAM junto a los bloques de la memoria principal.

La computación en memoria ofrece grandes perspectivas para aplicaciones relacionadas con las redes de Inteligencia artificial y aprendizaje distribuido, entre otras. Se basa en trasladar ciertas operaciones de cálculo a la propia memoria, reduciendo la carga de trabajo del procesador y dotando de capacidades de procesamiento a los diferentes dispositivos que forman parte de una red.

En el desarrollo de la computación en memoria se están explorando diferentes vías, y una de ellas es la utilización de memorias como la RAM resistiva (ReRAM), que ofrece interesantes posibilidades. La empresa israelí Weebit Nano, en colaboración con el instituto de investigación francés CEA-Leti, han ampliado aún más sus capacidades, añadiendo la capacidad para almacenar energía que sirva para alimentar el procesamiento en memoria.

Su invento combina las funcionalidades como memoria de trabajo o almacenamiento y la de almacenamiento de energía, lo que han denominado energía en memoria”. Su idea es que la memoria haga operaciones de computación en memoria y almacene energía para alimentar estas tareas, reduciendo el consumo general del sistema. Y en su anuncio explican que las baterías basadas en ReRAM son altamente escalables y asignables dinámicamente. Además, se podrían colocar junto a bloques de memoria, cerca del procesador.

En opinión de Gaël Pillonet, investigador principal de CEA-Leti, situar el suministro de energía más cerca del procesador mejoraría el desempeño de este en operaciones que requieren la máxima potencia, que normalmente proviene de una fuente externa. Y explica que la ReRAM tiene el potencial de actuar como un repositorio de energía porque estos dispositivos emplean “procesos faradaicos” para almacenar información dentro de un volumen activo. Pillonet dice que “es una característica única de ReRAM porque ReRAM se basa en procesos electroquímicos”, superando las capacidades de los condensadores electrostáticos convencionales, hasta el punto de que considera esta memoria como un supercondensador.

Uno de los enfoques para esta tecnología estaría en las redes de dispositivos IoT, donde un nodo de memoria podría incluir ReRAM para los cálculos de computación en memoria, y actuaría como almacén de energía cuando estuviese inactivo. Pillonet asegura que es posible “asignar dinámicamente la memoria para que esté en modo de almacenamiento de energía o en modo de almacenamiento de memoria, según lo que necesite hacer”. Este concepto se ha demostrado en pruebas de laboratorio, pero los investigadores todavía tienen mucho trabajo por hacer hasta lograr un dispositivo con posibilidades comerciales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital