El mercado de almacenamiento en cinta se resiente por la pandemia

  • Noticias y Actualidad

DKRZ Almacenamiento cinta_1

Las cifras oficiales de la organización LTO muestran que el año pasado las ventas de soportes de almacenamiento en cinta descendieron un 7,8%, con una capacidad total enviada de 105.198 petabytes. Atribuyen esta contracción del mercado de almacenamiento en frío a la incertidumbre generada por las primeras etapas de la pandemia, pero esperan que este año el mercado retome un ritmo positivo hasta recuperar la tendencia de crecimiento anterior a la crisis sanitaria.

El almacenamiento en cinta magnética sigue siendo una de las opciones más extendidas para el archivo de grandes volúmenes de datos en frío, pero el año pasado el mercado se vio seriamente afectado por la pandemia y por otros factores. Según las cifras oficiales publicadas por la organización Linear Tape Open (LTO), en 2020 las ventas de soportes de cinta magnética se contrajeron un 7,8% interanual, pasando de los 114.079 petabytes de capacidad total (comprimida) enviados en 2019 a 105.198 petabytes en 2020.

Este mercado está dominado por los proveedores Hewlett Packard, IBM y Quantum, que el año pasado se enfrentaron a unas ventas muy inferiores a lo esperado. En su informe, Eric Bassier, director senior de Quantum, comenta que “a pesar de los vientos en contra inesperados para muchos segmentos de la industria de la tecnología, producidos por la pandemia, la capacidad general de cinta LTO enviada en 2020 fue fuerte, vista en contexto”.

Y explica que en 2019 se produjeron envíos récord, lo que dio muchas esperanzas a la industria de cara a 2020. Pero los bloqueos sufridos durante la pandemia y otros factores en contra que han surgido el año pasado han acabado con estas perspectivas, dando como resultado un descenso imprevisto y pronunciado en las ventas.

Aunque la organización LTO se muestra de nuevo optimista, y Bassier afirma que este año se recuperará la tendencia de crecimiento que se vivió antes de la pandemia. En su opinión, este año las ventas aumentarán “a medida que las empresas vuelvan a realizar compras de almacenamiento, tengan en cuenta las nuevas tendencias que requieren medidas de seguridad más estrictas y se produzca una transición de las compras de generaciones de cinta LTO más antiguas a los nuevos formatos”.