El mercado de tecnologías emergentes de memoria despegará en esta década

  • Noticias y Actualidad

Memoria computacional_LANES_1

Según los expertos, el desarrollo de las llamadas memorias emergentes está llegando a un nivel de madurez suficiente como para ofrecer soluciones comerciales convincentes. Con la creciente necesidad de memoria y almacenamiento de alta velocidad, se espera que el mercado global de estas tecnologías alcance un valor de 44.000 millones de dólares para 2031.

Las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial exigen u rendimiento superior al de la informática clásica, por lo que están surgiendo nuevas tecnologías pensadas para elevar el rendimiento de computación, pero el almacenamiento de datos genera cuellos de botella que también se deben superar. Para ello está surgiendo una serie de tecnologías emergentes de memoria que prometen superar los límites actuales de NAND Flash y DRAM, y que permiten aplicaciones tan interesantes como la computación en memoria, que tendrá un papel fundamental en las infraestructuras basadas en IoT, en las redes neuronales y otras tecnologías basadas en dispositivos.

Tom Coughlin, presidente de Coughlin & Associates, acaba de publicar los resultados de un estudio sobre el mercado de memorias emergentes, en el que pronostica que su valor crecerá sustancialmente en próxima década, pudiendo alcanzar los 44.000 millones de dólares para 2031. Diferencia entre las tres principales tecnologías que forman parte de esta categoría de memorias, que son 3D XPoint, MRAM y STT-RAM. Estas tecnologías irán desplazando poco a poco a las actuales DRAM, SRAM y NOR Flash, y probablemente restarán participación a la memoria NAND Flash en ciertos ámbitos.

En su informe llama la atención sobre el crecimiento potencial de las principales tecnologías de memoria emergente, y considera que hay que tener muy en cuenta este mercado durante los próximos 10 años. Y que los integrantes de este mercado en crecimiento tendrán muchas oportunidades en el futuro cercano. Opina que estas tecnologías irán desplazando paulatinamente a las tecnologías actuales, tanto a los chips de memoria independientes como a las memorias integradas en los microprocesadores, ASIC y en otros chips de computación.

Jim Handy, director general de Análisis de objetivos de esta firma de investigación, añade que “los diseñadores de todo tipo de sistemas están descubriendo que las memorias emergentes brindan nuevas ventajas que antes no estaban disponibles. El ámbito de IoT se revolucionará a medida que los nuevos tipos de memoria incorporada reduzcan el consumo de energía”. Y señala que “los sistemas más grandes ya están cambiando sus arquitecturas para adoptar memorias persistentes para mejorar la latencia y la integridad de los datos”.

Las previsiones de Coughlin & Associates son que la memoria 3D XPoint, a pesar de las dificultades que se han dado en su desarrollo y de las disensiones entre sus creadores, lograrán generar más de 20.000 millones de dólares para el año 2031. Por su parte, las tecnologías MRAM y STT-RAM independientes crecerán hasta generar unos 1.700 millones de dólares. Destaca que, en estos años, MRAM logrará multiplicar por 42 el mercado que tenía en 2020, consolidándose como una opción válida para diferentes entornos. Además, creen que la integración de ReRAM y MRAM competirá para reemplazar a la mayor parte de aplicaciones de NOR flash y SRAM integradas en los SoC actuales, logrando un volumen de ingresos aún mayor.

Coughlin dice que “muchos de estos tipos de memoria emergentes requieren nuevas herramientas para admitir diferentes materiales y procesos, y esto proporcionará un impulso de crecimiento para el mercado de equipos de capital”. Apunta a que la migración de la industria a tecnologías de memoria emergentes conseguirá atraer grandes inversiones de capital en la próxima década, y prevé que los ingresos totales por equipos de fabricación de MRAM crecerán desde los 10 millones de dólares de 2020 hasta unos 1.100 millones en 2031.