Más rendimiento para la grabación magnética entrelazada

  • Noticias y Actualidad

Disco duro

La tecnología de grabación magnética entrelazada (IMR) permite incrementar mucho la densidad de datos en los discos duros, pero, como contrapartida, su rendimiento es inferior a los HDD de grabación convencional. Al menos hasta ahora, porque un equipo de científicos chinos y taiwaneses ha desarrollado un sistema que permite incrementar la velocidad de lectura en esta tecnología, lo que en el futuro podría abrir nuevas vías de desarrollo para esta tecnología.

La grabación magnética entrelazada (IMR) pretende convertirse en una solución para incrementar la capacidad de diferentes tecnologías de discos duros HDD, con posibilidades tan prometedoras o, incluso más, que la grabación magnética escalonada (SMR) que ya se ha comenzado a utilizar en algunos discos duros. Pero presenta un problema grave, y es que su rendimiento de lectura es considerablemente menor que el de los discos de grabación magnética convencional (CMR), en el que las pistas de datos no se encuentran superpuestas.

Peor el desarrollo de IMR continúa, y ahora un equipo de científicos e ingenieros de la Universidad China de Hong Kong y del Instituto de Ciencias de la Información, perteneciente a la Academia Sinica de Taipei (Taiwán), han presentado una mejora muy prometedora. Su tecnología, a la que han denominado MAGIC, afirman que se pueden aprovechar las ventajas de la grabación IMR, logrando un rendimiento equiparable al de los HDD basados en CMR.

En su artículo, publicado en la revista IEEE Transactions on Computers, los investigadores explican que, a pesar de las ventajas de la grabación IMR, los enfoques actuales sufren una seria degradación del rendimiento con respecto a los discos basados en CMR, tanto en la lectura como en la escritura. Pero con MAGIC proponen una solución a nivel de dispositivo que aumenta el rendimiento y abre las puertas al desarrollo de discos de grabación entrelazada que podrían ser una alternativa viable a las tecnologías actuales.

Para cerrar la brecha existente entre ambas tecnologías, han aprovechado varias características presentes en IMR, que son similares a CMR. Lo principales es que han potenciado el rendimiento del acceso secuencial a medida que se incrementa el uso del espacio, lo que minimiza el trabajo de reescritura y proporciona un rendimiento similar a CMR. Y explican que sus pruebas han revelado una mejora no solo en el rendimiento de escritura secuencial con respecto a las tecnologías IMR actuales, sino también un aumento en la velocidad de lectura y escritura generales, que acercan las cifras a los HDD basados en CMR. Esto constituye una mejora, y a la vez un paso más en el avance de una tecnología que podría aplicarse a diferentes áreas del campo de la grabación magnética.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology