Mejoras en la síntesis de materiales para el almacenamiento en cinta magnética

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento datos

Uno de los problemas tradicionales de la tecnología de cintas magnéticas es la dificultad para fabricar los materiales magnéticos con la suficiente pureza y depositarlos con eficacia en el soporte. Ahora, un equipo de investigadores japoneses ha desarrollado un método para sintetizar estos compuestos de forma más sencilla y a baja temperatura, mejorando las técnicas actuales.

Las cintas magnéticas empleadas en el almacenamiento de datos constan de un soporte plástico en el que se deposita un material magnético capaz de registrar los datos. De su pureza y de la homogeneidad de este sustrato base depende en gran medida la calidad de la cinta y la fiabilidad de los procesos de escritura y lectura. Entre estos materiales están los compuestos de nanopartículas γ-Fe2O3, que forman parte de algunos de los sistemas de almacenamiento en cinta más modernos.

Pero los procesos tradicionalmente usados en la fabricación de la película magnética presentan una elevada tasa de contaminación en este material, como han podido constatar los expertos en la materia, empleando mediciones de difracción de rayos X. Los resultados recogidos en un artículo publicado en la revista Applied Nano Materials, realizado por una pareja de investigadores japoneses, revelan que las muestras de cintas magnéticas fabricadas con ese compuesto muestran una contaminación con α-LiFeO2 intercambiado iónicamente al 80% en peso.

Y, aprovechando sus hallazgos, estos expertos han desarrollado un método mucho más sencillo para sintetizar estos materiales y depositarlos sobre la cinta, que además requiere menos temperatura y, por tanto, menos consumo energético. En su trabajo ponen en valor la importancia que tiene seguir apostando por la tecnología de almacenamiento en cinta en la era del big data, ya que estos soportes tienen un conste mucho menor que otras tecnologías y una durabilidad mucho mayor.

Explican que su método se basa en sintetizar estos compuestos de γ-Fe2O3 a través de procesos de deshidratación a baja temperatura. Como resultado, afirman que son capaces de lograr unas mejores capacidades magnéticas, más estables y uniformes en el sustrato, que permiten mejorar las propiedades de la cinta magnética resultante. Y esperan poder utilizar este desarrollo en la fabricación de esta tecnología en el futuro, contribuyendo a que la industria siga avanzando.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital