Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Logran diseñar una tecnología de almacenamiento en polímeros

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento

Investigadores de la Universidad de Texas acaban de publicar un trabajo en el que proponen un dispositivo de almacenamiento de datos en soporte de polímeros, que han podido construir con la ayuda de subvenciones externas. Este sistema codifica la información en un tipo de plástico que después se puede leer mediante una interfaz basada en un circuito semiconductor.

Existen numerosas vías de investigación en el campo del almacenamiento de datos, con enfoques de lo más variado. Una de las propuestas más interesantes de los últimos años es la que acaba de publicar un equipo de ingenieros de la Universidad de Texas, en Austin. Se trata de un revolucionario sistema de almacenamiento en un soporte hecho de polímeros como el poliuretano. A grandes rasgos, el funcionamiento de este sistema se basa en codificar los datos en una pieza de plástico aplicando electricidad, que después se pueden leer aplicando un proceso inverso.

Esta tecnología de almacenamiento consiste en situar una lámina fina de poliuretano sobre un circuito integrado. Mediante la aplicación de pequeñas cargas eléctricas se logra provocar un cambio químico a nivel microscópico en el material, que adopta uno de los ocho estados electroquímicos que se pueden lograr mediante esta técnica, creando un alfabeto de 8 letras. Esto supone un gran cambio con respecto a otros desarrollos basados en polímeros, en los que era necesario someter a un proceso químico al material para leer los datos.

Por ello, el gran avance en el almacenamiento en polímeros consiste en la utilización de esta interfaz, que le permite funcionar en el contexto de las tecnologías de la información actuales. Esto o habilita para un uso futuro en infraestructuras TI empleadas en tareas que no exigen el máximo rendimiento, por ejemplo el almacenamiento a largo plazo o la copia de seguridad.

Gracias a la financiación proporcionada por la firma W.M.Keck Foundation han logrado crear este nuevo paradigma de almacenamiento, que rompe con la mayoría de enfoques actuales. Como explica uno de los responsables de este trabajo, Praveen Pasupathy, investigador asociado del Departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática, de la Escuela de Ingeniería Cockrell, “hasta donde sabemos, este es el primer intento de codificar un polímero abiótico (no biológico) que está diseñado para comunicarse con la electrónica”. Lo más parecido en cuanto a los fundamentos básicos de este innovador sistema es el almacenamiento en ADN, que logra más densidad de datos en el mismo volumen, aunque su metodología de síntesis y codificación es más compleja.