Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La NASA estrena un sistema de almacenamiento centralizado para el estudio del clima

  • Noticias y Actualidad

tierra

La agencia espacia estadounidense ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo sistema de almacenamiento de datos centralizado, con 10 petabytes de capacidad, destinado a apoyar las simulaciones climáticas. Esta nueva infraestructura proporcionará datos vitales para las investigaciones que se llevan a cabo en las diferentes plataformas del Centro de Simulación del Clima de la Nasa (NCCS), que no necesitará recurrir a otros servicios de datos que la NASA ha contratado en la nube.

Una de las misiones que lleva a cabo la NASA, en colaboración con otras agencias gubernamentales e instituciones públicas y privadas, es el estudio de la Tierra y el clima. Para ello se emplean datos provenientes de satélites, aeronaves e instalaciones en tierra, que permiten llevar a cabo las complejas simulaciones que se requieren para estudiar el clima y prevenir posibles desastres naturales.

Esto supone manejar grandes cantidades de información, para lo que la agencia espacial estadounidense ha creado una nueva plataforma de almacenamiento centralizada, que proporcionará esta información a todos los colaboradores de la NASA. Este nuevo sistema tendrá una capacidad de 10 Petabytes guardar datos de los estudios de ciencias de la tierra, que estarán disponibles para todas las plataformas informáticas del Centro de Simulación del Clima de la NASA (NCCS).

Como explican en su comunicado oficial, los usuarios del NCCS podrán acceder al Sistema de Almacenamiento Centralizado (CSS) desde la supercomputadora Discover, ADAPT Science Cloud, DataPortal y desde un nuevo clúster de GPU dedicado a las aplicaciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático que ha entrado en funcionamiento el pasado 10 de agosto.

Como ha explicado Bennett Samowich, director de NCCS CSS, anteriormente, su Centro “proporcionaba almacenamiento a largo plazo en medios de cinta, que dificultaba a los usuarios descubrir e integrar los datos en los flujos de trabajo informáticos” ahora, al tener toda esta información archivada en un único lugar, “CSS permite un acceso rápido a los conjuntos de datos para apoyar la investigación científica. En particular, los flujos de trabajo de IA y ML pueden aprovechar la disponibilidad de estos conjuntos de datos. CSS es la mejor ubicación para los productos de datos finales que pueden convertirse en insumos para otros proyectos”.

Estos conjuntos de datos incluyen observaciones satelitales (por ejemplo, Landsat, MODIS y NGA), observaciones aéreas como las de IceBridge, reanálisis del clima realizados por la NASA y por sistemas como MERRA-2 y CREATE-IP, y proyecciones climáticas como CMIP5. Y todo ello se almacenará empleando el sistema de archivos General Parallel Spectrum Scale (GPFS) de IBM, en redes internas InfiniBand y 40 GbE. Además, se espera que, tras implementar la capacidad inicial de 10 Pb, el sistema escalará a finales de verán hasta 30 Pb. Con ello se podrán albergar otros tipos de información, como datos de astrofísica, que se emplean para todo tipo de investigaciones espaciales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.