Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de portátiles continúan la migración al almacenamiento SSD

  • Noticias y Actualidad

ordenador, portatil, pc

Entre 2004 y 2019 el porcentaje de portátiles que integran un disco duro SSD ha crecido del 17% al 74,5%, una tendencia que sigue avanzando y que, según los expertos, culminará con la desaparición de los HDD en estos equipos. De cara a 2020 la industria ha continuado con esta transición hacia el almacenamiento de estado sólido, un campo en el que la tecnología sigue evolucionando.

Desde la aparición de los primeros discos duros SSD ha estado claro que su ámbito natural es el de los dispositivos portátiles, ya sean ordenadores, smartphones o cualquier otro aparato en el que la ligereza y el bajo consumo energético sean características fundamentales. Como refleja un reciente informe publicado por los expertos de TrendFocus, entre 2004 y 2019 el porcentaje de ordenadores portátiles que equipan un SSD ha aumentado de forma notable, pasando del 17% al 74,5%.

En aquel entonces, la industria de almacenamiento magnético todavía recibía grandes pedidos de los fabricantes de ordenadores portátiles, tanto de los equipos para el gran consumo, fundamentalmente con discos de 5.400 rpm, como de estaciones de trabajo equipadas con unidades de 7.200 rpm. Pero la irrupción de los SSD, que ya de base tienen el mismo formato de 2,5” de los HDD para portátiles, ha cambiado completamente la situación.

Actualmente, los equipos portátiles destinados a los segmentos profesionales de máximo rendimiento están equipados con SSD de diversas gamas, que ofrecen un rendimiento muy superior a cualquier HDD. Pero ya no se trata solo de los equipos más potentes, generalmente para trabajos muy especializados, sino que la mayor parte de los equipos de trabajo convencionales montan nuevos SSD, y solo se recurre a los HDD como disco secundario para proporcionar más capacidad con un coste inferior.

Esta tendencia se ha trasladado también a diferentes segmentos de portátiles de consumo, principalmente los destinados a juegos, pero poco a poco los fabricantes están sustituyendo los HDD de 2,5” por SSD de diversas categorías, proporcionando un rendimiento mejor con mucho menos consumo, mejor gestión del calor y otras ventajas que, de forma natural, están impulsando la desaparición de los discos duros magnéticos tradicionales.

Según los analistas de TrendFocus, la industria de ordenadores portátiles está cerca de acabar la transición hacia el almacenamiento SSD, sobre todo ahora que existen diversas tecnologías que pueden enfocarse, por características y también por precio, a los diferentes segmentos de laptops. Por un lado, están los ya clásicos SSD SATA de 2,5”, entre los que hay diferentes gamas y niveles de precio. Estos se destinan a equipos convencionales y para muchas aplicaciones profesionales que no requieren gran rendimiento (aunque superan de largo el desempeño de los HDD).

Por otro, se están extendiendo las diferentes versiones de SSD con formato M.2, que tienen un factor de forma mucho más reducido, casi integrado en placa, y que pueden emplear el protocolo SATA o PCIe. Los primeros ofrecen características algo superiores a los SATA convencionales, por un precio similar, pero su principal ventaja es que permiten factores de forma más reducidos, como los que se emplean en los chromebooks y equipos ultraligeros de gama baja o media.

Y después están los SSD M.2 que se conectan a través de PCIe, empleando el protocolo NVMe, que permiten el máximo rendimiento en un equipo portátil, y que están proliferando rápidamente entre los principales segmentos de workstation portátil y también en las gamas altas de equipos para juegos. Además, la industria sigue evolucionando sus tecnologías para extender las prestaciones y las capacidades de los discos SSD en el ámbito de los portátiles, especialmente para los entornos profesionales.

Según creen los expertos de TrendFocus, tras estos cinco años de rápido crecimiento, la industria de portátiles va a ver una mayor tranquilidad hasta la natural desaparición del almacenamiento HDD. En este tiempo se verá una transición paulatina hacia el almacenamiento PCIe, que ya cuenta con diferentes categorías y factores de forma, mientras que los SSD SATA y M.2 SATA irán quedando relegados a las categorías inferiores.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.