Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Blockchain privado para el almacenamiento empresarial

  • Noticias y Actualidad

Blockchain 2

Las cadenas de bloques pueden aportar beneficios a ciertos enfoques de almacenamiento de datos empresarial, pero también presenta algunos desafíos. Mientras que las versiones públicas de blockchain son válidas para ciertos usos, la industria está optando por cadenas de bloques privadas, que permiten acelerar el acceso a la información.

La inmutabilidad y la trazabilidad de los datos son algunas de las ventajas que aporta la tecnología blockchain, gracias a la existencia de un libro mayor distribuido, del que hay una copia en cada nodo que forma parte de la cadena de bloques. Así, cualquiera de sus integrantes, ya sean los originarios o los nuevos usuarios, cuenta con una copia de ese libro, que sirve para verificar la veracidad de cualquier transacción de información. Esto garantiza la inmutabilidad de los datos y un control exhaustivo de cualquier cambio que se haya realizado en ellos, pero tiene una contrapartida importante, que es el bajo rendimiento en todos los procesos.

Este es el principal freno que tienen las arquitecturas de almacenamiento basadas en blockchain públicas, que son la modalidad propuesta inicialmente por los impulsores de las cadenas de bloques. Y en la práctica se ha demostrado que esta tecnología no resulta adecuada para cualquier aplicación que exija cierto rendimiento. Por ello, las empresas que quieren implementar blockchain en sus sistemas de almacenamiento, incluyendo las redes de dispositivos conectados, están buscando soluciones basadas en cadenas de bloques privadas.

En este caso, los nodos que forman parte de la cadena son parte de la organización, por lo que se presume que están controlados, y no es preciso llevar a cabo los numerosos pasos de verificación que sí se deben efectuar en cada interacción con las cadenas de bloques públicas. Esto es una característica fundamental del concepto original de blockchain, ya que el libro mayor distribuido que incluye los datos de cada transacción no se puede modificar, sino que se va agregando la información de las siguientes transacciones.

Pero cada vez que se accede a la información, se modifica o se transmite, se debe realizar un proceso algo redundante de consulta y verificación, del que resulta una decisión de si se realiza o no la transacción en curso. Esto lleva tiempo y, según los expertos, en algunas cadenas de bloques públicas l límite puede estar en menos de una docena de transacciones por segundo, algo inviable en la inmensa mayoría de entornos de almacenamiento empresarial.

Por el contrario, las blockchain privadas prescinden total o parcialmente de estos procesos de verificación de “ida y vuelta”, lo que permite interactuar con los datos de forma mucho más eficiente, y manteniendo muchas de las ventajas de las cadenas de bloques originales. Pero el éxito de esta tecnología requiere un control paralelo de la seguridad de los nodos que forman parte de la cadena de bloques, y la industria está trabajando en ello intensamente.

De hecho, algunos de los más prestigiosos proveedores de plataformas de almacenamiento empresariales ofrecen soluciones que incluyen la tecnología de cadenas de bloques privada integrada, y se prevé que esto se mantendrá de cara al futuro, ya sea como una característica de valor añadido para los clientes o como principal reclamo, en el caso de los productos más enfocados a las aplicaciones específicas de almacenamiento blockchain.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.