Continúa los avances para desarrollar un sistema de almacenamiento molecular

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento

Investigadores de la Universidad de Brown, en Providence (Estados Unidos), están avanzando en el desarrollo de un nuevo sistema de almacenamiento molecular, que promete una capacidad que la industria de discos duros no podrá alcanzar nunca. Hasta ahora han logrado codificar algo más de 200 kilobytes de archivos, empleando una nueva biblioteca de moléculas personalizadas de pequeño tamaño.

Hace algunos años que un equipo de investigadores de la norteamericana Universidad de Brown, en Providence (Rhode Island), investigan un sistema de almacenamiento de datos molecular. Este no pretende competir con las actuales tecnologías de almacenamiento magnético o eléctrico, ya que supuestamente sobrepasaría sus propiedades en cuanto a capacidad, sino con las futuras tecnologías de almacenamiento en ADN, basándose en principios similares.

Hasta ahora habían dado los primeros pasos para establecer el sistema, pero ahora han conseguido realizar avances significativos, que sitúan esta investigación en una fase de desarrollo similar a la de alguno de los proyectos de almacenamiento en ADN más prometedores. En un trabajo que han publicado en la revista Nature Communications, afirman haber logrado almacenar más de 200 kilobytes de archivos digitales, principalmente imágenes. Como curiosidad, en la lista han incluido un dibujo realizado por Pablo Picasso y una imagen del dios Anubis, entre otras obras importantes.

Para ello han empleado pequeñas moléculas diseñadas y sintetizadas a medida, siguiendo el esquema de una “librería” de compuestos que han creado especialmente para este sistema. Aunque el volumen de datos parece poco significativo, lo importante es que el sistema funciona, y ahora pueden pasar a las siguientes etapas del desarrollo, en las que trabajarán en escalar la tecnología, afinarla y hacerla más rápida.

En su publicación, Jacob Rosenstein, profesor asistente de la escuela de ingeniería de la Universidad de Brown y uno de los autores de esta investigación, afirma que “este es un paso sustancial hacia adelante. La gran cantidad de moléculas pequeñas únicas, la cantidad de datos que podemos almacenar y la confiabilidad de la lectura de datos son realmente prometedoras para ampliar aún más el proyecto”.

Uno de los factores que podrían impulsar el desarrollo de esta tecnología, según sus creadores, es que la síntesis de moléculas sencillas es mucho más sencilla y barata que la de largas cadenas de ADN sintético. Y, según afirman, este sistema permitiría una capacidad mayor que el basado en ADN. No en vano estos investigadores han recibido financiación de organizaciones como DARPA, que tiene interés en el desarrollo de un nuevo sistema de almacenamiento químico de alta capacidad y confiabilidad.