Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las aplicaciones de alto rendimiento demandan más velocidad en las plataformas de datos basadas en SSD

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento datos

Uno de los problemas de los discos SSD es que su gran rendimiento no se traslada completamente a las plataformas de almacenamiento de estado sólido, en su conjunto. Por ello, la industria está buscando una forma de mejorar el diseño interno de estos sistemas para eliminar los cuellos de botella en los flujos de entrada y salida de datos, que son el punto débil del conjunto.

La proliferación de ciertas tecnologías de nueva generación, como es la inteligencia artificial, está llevando al límite la capacidad de las infraestructuras de almacenamiento de estado sólido. Porque, a pesar del gran rendimiento que tienen los SSD, especialmente los que emplean la moderna interfaz NVMe, la industria no ha logrado trasladar estas capacidades al conjunto del sistema de almacenamiento, y se genera una gran congestión en las solicitudes de entrada y salida de datos.

Esto hace que los principales investigadores en este campo estén trabajando en nuevos diseños de la arquitectura de sistemas de almacenamiento de estado sólido, con el fin de que el rendimiento de los SSD pueda mantenerse, aunque crezca la escala de estas plataformas. Un ejemplo es un nutrido grupo de científicos e ingenieros de diferentes universidades de China, Taiwán, que acaban de publicar un trabajo en el que proponen un nuevo diseño que podría ayudar a acabar con las actuales limitaciones.

Para evitar la sobrecarga de las solicitudes de entrada y salida de datos en las plataformas de almacenamiento de estado sólido proponen un diseño en el que se coordina el flujo de solicitudes para controlar y regular mejor estas peticiones de E/S a nivel interno en los SSD. Según indican los investigadores en el resumen de su trabajo, este diseño permitiría hacer uso de los recursos internos de los SSD para reducir la sobrecarga en los sistemas principales de gestión de entrada y salida de datos, evitando la sobrecarga de submódulos SSD individuales.

Afirman que con su esquema se puede mejorar la administración de los flujos de E/S a escala, lo que redunda en un mayor aprovechamiento del rendimiento individua de cada unidad SSD en cuanto a los tiempos de respuesta para cada solicitud. Y en su artículo publican una serie de pruebas preliminares que evalúan la capacidad del diseño que proponen, empleando cargas de trabajo de E/S realistas e intensivas, obteniendo unos resultados que consideran muy alentadores.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.