Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Modelos de predicción de temperaturas para mejorar el rendimiento SSD

  • Noticias y Actualidad

WD Blue SSD

Como ocurre con cualquier chip de silicio, el rendimiento de los módulos de memoria NAND Flash desciende al superar determinados rangos de temperatura, algo que afecta especialmente a los nuevos módulos M.2, más compactos. Pero, gracias al trabajo de un grupo de científicos, se espera poder superar las actuales limitaciones térmicas de los futuros SSD.

Los actuales modelos de predicción de temperatura que se utilizan para optimizar el rendimiento de los SSD requieren procesos largos y tediosos, y muchas veces los resultados no son todo lo exactos que deberían. Esto influye en cómo se aborda la limitación del rendimiento en los módulos de memoria en función de la temperatura, para que no se “quemen”.

Porque el denominado “desbordamiento térmico” pude producir daños en los chips, y es preferible bajar su potencia para que la temperatura se mantenga bajo control. Por ello se emplean modelos de predicción restrictivos, que no están permitiendo aprovechar al máximo las posibilidades de las unidades de memoria. Pero ahora, un grupo de científicos, entre ellos investigadores de Western Digital, acaba de publicar un artículo en el que describen un nuevo método de predicción con el que podrían ampliar los márgenes seguros de temperatura de los chips NAND Flash.

Su trabajo ha consistido en desarrollar un modelo de predicción térmica más rápido, fiable y sencillo de usar, que se pueda aplicar a diferentes tipos de memoria y formatos de unidad de almacenamiento. Aunque uno de sus principales objetivos es mejorar la comprensión de las temperaturas a las que se pueden ver sometidos los chips de memoria integrados en módulos de formato M.2. Estas unidades están proliferando en el mercado y están teniendo mucho éxito en términos de rendimiento, sobre todo gracias a la interfaz NVMe, pero su menor tamaño y mayor densidad de chips por superficie hacen que se vean más expuestos al calor.

Uno de los resultados a los que han llegado los investigadores, y que resulta muy curioso, es que en muchas circunstancias se puede aumentar el umbral de temperatura al que funcionan estos chips, tanto por arriba como por abajo, para incrementar el rendimiento térmico del SSD. Presumiblemente, los fabricantes como Western Digital, que ha participado en este estudio, aplicarán estos descubrimientos a sus unidades SSD en el futuro, mejorando las prestaciones a la vez que mantiene la durabilidad de sus memorias de almacenamiento.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.