Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El brote vírico en China podría afectar a la industria de memoria, pero no en el primer trimestre

  • Noticias y Actualidad

Investigación

Aunque algunas importantes fábricas de memoria están instaladas cerca de la ciudad china de Wuhan, los proveedores aún no se han visto perjudicados por los efectos del brote vírico que afecta a la zona. Según los expertos, de momento mantienen la producción habitual y no se prevé que surjan problemas durante el primer trimestre ya que los precios contractuales ya se han fijado para este período.

Los analistas de economía están cada vez más preocupados por los efectos que pueda tener el grave brote del coronavirus que afecta a China, y que está llevando a pérdidas en bolsa y a la paralización de ciertas industrias que tienen muchas fábricas en la zona afectada. Pero, al menos de momento, no se prevé que la industria de memoria vaya a sentir unos efectos destacables a corto plazo.

Esta es la opinión expresada por los expertos de TrendForce, que señalan que ninguna fábrica de memoria DRAM o NAND flash ha cerrado hasta ahora, y no se prevé que lo haga a corto plazo. Aunque hay algunas importantes instalaciones en localidades cercanas a Wuhan, las medidas de contención impuestas por el gobierno han bloqueado hasta ahora el problema y las fábricas se están manteniendo en funcionamiento sin que se haya reducido la capacidad.

Además, los precios contractuales de la memoria para el primer trimestre del año ya se han fijado y los pedidos están en macha, por lo que en estos tres primeros meses no se espera que el mercado de memoria sufra los problemas que ya se están viendo en otras industrias a causa de la epidemia. Aunque esta situación, aparentemente indiferente a la crisis sanitaria, podría cambiar si la contención no funciona, lo que podría afectar directamente a la producción de empresas chinas como CXMT o JHICC, que por ahora tienen permisos especiales para el movimiento internacional de mercancías.

Otros fabricantes de memoria DRAM y NAND nacionales y extranjeros, como SK Hynix, YMTC, XMC, Samsung o Intel, tienen menos riesgo de ver afectadas de forma directa sus operaciones, ya que la mayor parte de sus fábricas se encuentran lejos de la zona 0. Aunque YMTC sí tiene una instalación en Wuhan, los expertos destacan que solo representa el 1% de la entrada de obleas de semiconductores para memoria NAND Flash, por lo que en los próximos meses no se notará un impacto significativo en la cadena de suministro de chips. Aunque de cara al futuro sí podrían verse afectados sus planes de expansión de su capacidad de producción.

Pero todavía queda por ver si el coronavirus se propagará por otras vías hasta llegar a otras regiones del país, por lo que estas y otras empresas están tomando medidas de prevención para proteger sus intereses. Por ejemplo, tanto YMTC como XMC han anunciado que los trabajadores que no son de primera línea o fundamentales para la operativa de las fábricas podrán realizar sus tareas desde casa.

Además, se controla exhaustivamente la entrada y salida de personal a las instalaciones. Pero con los importantes movimientos de personas que se producen tradicionalmente en el país con motivo del año nuevo chino, las empresas temen que el problema de una posible expansión del brote no se detecte hasta la reanudación del ritmo natural de trabajo el día 9 de febrero.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.