Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nueva generación de almacenamiento para la postproducción digital

  • Noticias y Actualidad

Edición_audio_video

En los próximos años el aumento de la producción audiovisual en formatos como 4K va a impulsar una transición hacia nuevos soportes de almacenamiento de estado sólido. Esta será la única forma de garantizar que los trabajos de edición y postproducción digital puedan llevarse a cabo con la agilidad necesaria, ya que los HDD tradicionales no alcanzan el rendimiento necesario.

La industria de medios ha recurrido tradicionalmente a los medios de almacenamiento tradicionales, como los discos duros HDD o las cintas magnéticas, para guardar los archivos grabados y llevar a cabo los procesos de edición. Hasta hace poco esto ha sido suficiente, aunque siempre ha existido una limitación en el rendimiento a la hora de hacer ciertos trabajos propios de la industria de medios, como es la postproducción digital.

Estos procesos, que abarcan desde la creación de gráficos animados a la aplicación de complejos efectos especiales, siempre han exprimido al máximo la capacidad informática existente, llegando siempre al tope disponible a la hora de aplicar los efectos más complejos. Como ocurre en el ámbito de los centros de datos de uso general, la industria tecnológica ha desarrollado numerosas soluciones personalizadas para elevar el rendimiento al máximo, pero siempre ha existido un factor muy limitante, que es la velocidad de acceso a los datos.

Esto depende directamente de la tecnología de almacenamiento disponible, y los clásicos HDD, por muy veloces que sean, no son lo suficientemente rápidos como para trabajar con soltura en los nuevos escenarios de postproducción digital, donde el trabajo con 4K e, incluso, 8K, elevan los requisitos al máximo. Resoluciones como la Ultra Alta Definición ya se han usado durante mucho tiempo en la industria del cine, pero las empresas que realizaban la postproducción de estas producciones cuentan con unos presupuestos muy superiores a los que se puede permitir una productora modesta o una cadena de televisión, que ahora se enfrentan a los retos de estos nuevos formatos de vídeo.

Esta situación va a dar un giro radical a raíz de la llegada de las plataformas de almacenamiento All Flash, que el año pasado evolucionaron rápidamente, y los proveedores ya cuentan con soluciones de alto rendimiento a precios más asequibles. Se prevé que estas novedades, junto con la creciente necesidad de incrementar el rendimiento para trabajar con las nuevas resoluciones, conduzca a una tendencia de actualización en la industria de postproducción digital.

Según los últimos estudios, se prevé que para el año 2024 se incremente el gasto en este tipo de plataformas, así como en los nuevos formatos de memoria de estado sólido de alto rendimiento, tanto en las productoras de vídeo y cine como en las cadenas de televisión y en otras empresas del sector audiovisual. Además, se considera que esta industria tendrá un papel destacable en el crecimiento de ventas de los nuevos soportes y plataformas de almacenamiento NVMe, que ofrecen los más altos niveles de rendimiento de la industria.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.