Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

NVMe mejora el almacenamiento conectado por Fibre Channel

  • Noticias y Actualidad

Conectividad_cables_fibra_1

Mientras que el panorama de las redes de datos, en general, está dominado por el estándar Ethernet, Fibre Channel aún se mantiene en las infraestructuras dedicadas al almacenamiento de datos. En la era del almacenamiento SSD la alta velocidad y la baja latencia son fundamentales, y los viejos estándares se quedan cortos, pero con la llegada del protocolo NVMe-oF las redes construidas con Fibre Channle podrán adaptarse a los nuevos requisitos.

El almacenamiento de estado sólido está llamado a sustituir a los clásicos discos HDD, elevando la velocidad de acceso a los datos. Sobre todo, tras la introducción del protocolo e interfaz NVMe, que conecta los discos duros SSD directamente al procesador de los servidores o plataformas de almacenamiento. Gracias a esto se han superado las limitaciones impuestas por la interfaz SATA, sacando el máximo provecho de los discos SSD.

El siguiente paso ha sido el lanzamiento del protocolo NVMe-oF, con el que se traslada el rendimiento de NVMe directamente a la red de almacenamiento, permitiendo a los servidores acceder de forma casi directa a las plataformas de almacenamiento de estado sólido. Esto está revolucionando las arquitecturas de redes en los centros de datos, gracias a la compatibilidad de NVMe-oF con Ethernet, el protocolo de red más utilizado en todo tipo de infraestructuras de categoría empresarial.

Mientras tanto, la tecnología Fibre Channel se ha quedado relegada a determinadas infraestructuras, especialmente a las redes de almacenamiento, gracias a que tradicionalmente ha ofrecido un gran rendimiento en estos entornos y a su confiabilidad. Pero el desarrollo de todo el ecosistema NVMe también ha traído mejoras para poder aplicar este protocolo al almacenamiento de estado sólido de nueva generación. Este desarrollo se ha materializado en FC-NVMe, la especificación que permite vincular las plataformas de almacenamiento NVMe a las redes que funcionan bajo el protocolo Fibre Channle (FCP).

Una de las ventajas adicionales de esta fusión es que Fibre Channel permite el tráfico SCSI y NVMe de forma simultánea, habilitando la evolución de las clásicas redes de almacenamiento basadas en dispositivos SCSI sin tener que sustituir toda la infraestructura. Pero la evolución de esta arquitectura aún debe continuar para integrar las arquitecturas cada vez más heterogéneas que conviven en los centros de datos. Esto supone aprovechar las ventajas que tiene el protocolo NVMe-oF, diseñado pensando más en redes SAN basadas en otros protocolos de red, conectadas mediante ethernet.

En cualquier caso, NVMe se ha convertido en el nuevo paradigma del almacenamiento de datos de estado sólido, y su adaptación a las diferentes modalidades de redes de datos está en pleno desarrollo. Los responsables de crear este nuevo estándar continúan aumentando su compatibilidad, y se espera que durante este año se publicarán nuevas especificaciones que ampliarán las posibilidades de NVMe sobre diferentes tejidos de red. Esto dará alas a aplicaciones de vanguardia como la analítica a tiempo real o el aprendizaje automático, cuyo rendimiento depende en gran medida de la velocidad a la que pueden acceder a los datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.