Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La incertidumbre se extiende en el mercado de memoria ante el conflicto EEUU-China

  • Noticias y Actualidad

Estados Unidos China

El recrudecimiento de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China está generando una ola de reacciones en toda la industria tecnológica, y el sector de la memoria se está viendo muy afectado por la situación. Si los mercados de DRAM y NAND llevan tiempo acusando una debilitación de la demanda, esta podría reducirse aún más por la inseguridad que sienten los proveedores y clientes ante las últimas políticas restrictivas de la administración Trump.

El Gobierno de Estados Unidos está recrudeciendo sus políticas de restricción y cargas arancelarias a los productos tecnológicos manufacturados en China, y ahora carga contra algunas de las principales empresas tecnológicas del país asiático, vetando sus productos y limitando, no solo su mercado sino también el acceso de estas compañías a la cadena de suministro de componentes vinculada a las empresas estadounidenses.

Todo ello está enturbiando aún más las aguas en sectores como el de la memoria, que lleva muchos meses sufriendo de una reducción constante de los precios de sus productos, debido a un fuerte desequilibrio entre la oferta y la demanda. Mientras los fabricantes se afanan por justar la producción para eliminar el exceso de inventario y combatir así la caída de los precios, los clientes del mercado global se sienten cada vez más inseguros a la hora de invertir en nuevos equipos, entre ellos las plataformas y soportes de almacenamiento de estado sólido.

Esta incertidumbre en el mercado no para de crecer, y podría influir mucho en los mercados de memoria NAND y DRAM a lo largo del resto del año, dando como resultado unas cifras de ingresos inferiores a las estimadas por los analistas desde finales del año pasado. Entonces, se esperaba un repunte de los precios a partir de la segunda mitad del año, pero las dudas están creciendo rápidamente ante la escalada de tensiones entre los dos principales países del sector tecnológico.

Esto está afectando a varios mercados vinculados directamente al de memoria de estado sólido, como el de teléfonos móviles, portátiles y servidores, equipos que integran discos SSD y chips NAND Flash, y cuyas ventas podrían resentirse por la guerra comercial, en un volumen mayor de lo esperado. Concretamente, ciertos analistas afirman que la caída de precios del 10% que se esperaba para el segundo cuarto de 2019 podría elevarse hasta el 15%, tardando más en repuntar. Y la memoria DRAM podría perder un 20% de su valor en el mismo período. Al miso tiempo, la memoria NOR podría registrar un descenso del 10% trimestral en su precio durante el miso trimestre. Y, según estos datos, en el tercer y cuarto trimestre de este año, la memoria DRAM podría perder un 10% trimestral, las memorias NAND y NOR un 5% adicional en cada trimestre.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.