Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Acusan de explotación y evasión de impuestos a un subcontratista de Facebook

  • Noticias y Actualidad

Facebook No Me Gusta

La compañía Tag on Facade DK, encargada de la construcción del centro de datos de Facebook en Odense, Dinamarca, ha sido acusada de evasión de impuestos y otras malas prácticas. Según han informado medios locales, no solo empleaba personal extranjero peor pagado que el nacional, sino que pagaba las horas extra a través de bancos extranjeros para no tributar por ese concepto.

Este es el segundo escándalo con contratistas que afecta a una de las grandes compañías de internet. Si a finales de año se conoció que una empresa contratada por Google estaba empleando trabajadores indocumentados en la construcción de un centro de datos, ahora se acusa a una empresa contratada por Facebook para construir su próximo centro de datos de Odense, en Dinamarca, por cometer irregularidades y excesos con los trabajadores.

Concretamente, se trata de Tag on Facade DK, que habría empleado a una gran fuerza laboral procedente del extranjero, muy mal pagada, para ahorrar costes en las obras. Y, además, habría empleado entidades bancarias extranjeras para no pagar impuestos sobre la renta por las horas extras de su personal. Así lo han publicado en el medio local Fagbladet 3F, especializado en comercio, que afirma que el contratista pagaba a sus empleados tarifas muy inferiores al estándar de la industria, lo cual es injusto. Según han informado, Tag on Facade DK llegó a un acuerdo para pagar 6,8 millones de coronas danesas (DKK), unos 1,02 millones de dólares, para pagar a al menos 115 trabajadores contratados para esta obra. Pero este medio afirma que los papeles presentados muestran que algunos de estos empleados recibieron el dinero de anos de la agencia tributaria danesa.

Dada la envergadura de esta obra, que cuenta con gran cantidad de trabajadores, las implicaciones de este fraude podrían ser muy importantes. Se calcula que más 200 trabajadores recibieron su salario del contratista, pero las horas extra fueron pagadas por bancos extranjeros y empresas del Reino Unido, para evitar el pago de impuestos. Teniendo en cuenta que el país tiene uno de los impuestos a la renta más altas del mundo (45%), el fraude podría ser de muchos millones. Además, la compañía lleva trabajando en este proyecto desde 2016, cuando fue creada ex profeso para dedicarse a los proyectos de Facebook en Dinamarca. Solo en Odense ha estado trabajando desde agosto de 2017 hasta diciembre de 2018, empleando a 278 trabajadores, principalmente provenientes de Inglaterra, Irlanda, Escocia, Bulgaria y Moldavia.

La información publicada por Fagbladet 3F señala que algunos de estos empleados trabajaban 210 horas a la semana, como mínimo, y se habrían dado casos como el de un hombre que estuvo 40 días sin librar. A este nivel de explotación se suma que el contratista habría pagado salarios de solo 160 horas al mes, a una tarifa de unas 129 coronas danesas a la hora (14,91 dólares), cuando el salario mínimo interprofesional del país es de 110 coronas. El dinero restante provendría de las mencionadas empresas extranjeras, entre las que se contarían las compañías británicas BAL Contracts, HH Drywall y KG Drywall, algo que ha sido confirmado por diversos trabajadores.

Este es un ejemplo de lo importante que es que las grandes empresas tecnológicas sean rigurosas en el cumplimiento de la ley y tengan una política fiscal y de responsabilidad social transparente y que respete la ley. Porque el trabajo que desarrollan es vital para la sociedad, mueve miles de millones y genera numerosos puestos de trabajo, y deberían ser un ejemplo y exigir a sus filiales y contratas un estricto cumplimiento normativo.

El representante de Facebook ha dicho: “Tenemos claras nuestras expectativas para nuestros contratistas globales: deben completar su construcción teniendo en cuenta las costumbres locales y el estricto cumplimiento de las regulaciones locales. Estas expectativas se aplican a todos los subcontratistas.  Estamos en contacto con Mace (contratista principal para la construcción en Odense, ed.), para obtener más información sobre su enfoque del caso. Tenemos plena confianza en que pueden manejar todos los asuntos relacionados con sus subcontratistas de manera adecuada”.

Por su parte, el director ejecutivo de la asociación danesa de la industria de centros de datos, dijo que “Solo podemos hacer eco de los comentarios oficiales de Facebook que los contratistas y subcontratistas necesitan para adherirse a los marcos regulatorios locales. Hemos visto casos similares con otros proyectos de hiperescala en toda Europa. Esto destaca los desafíos de externalización a que se enfrentan muchos de estos complejos proyectos a gran escala. Sin embargo, para evitar cualquier presión negativa asociada con estas construcciones, alentamos a los operadores de centros de datos a que asuman una mayor responsabilidad para garantizar que los procesos estén en su lugar para que su contratista general y sus subcontratistas sigan las regulaciones locales”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.