Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El centro de datos subterráneo más grande del mundo estará en Noruega

  • Noticias y Actualidad

Lefdal_Mine_DataCenter

Las instalaciones Lefdal Mine Datacenter se encuentran en una antigua mina a más de 600 metros de profundidad, y su construcción ya ha entrado en la segunda fase. Una vez que esté terminado se convertirá en el centro de datos subterráneo más grande del mundo, con 120.000 metros cuadrados de espacio para equipos y una capacidad máxima de 250 Megavatios.

Noruega es uno de los países europeos que más apuesta por las energías verdes y el desarrollo sostenible, y un ejemplo de ello es el proyecto Lefdal Mine Datacenter, un centro de datos que lleva tiempo construyéndose en el interior de una antigua mina de olivino, en la región de Sogn og Fjordane, entre Måløy y Nordfjordeid. Las instalaciones se encuentran a 600 metros de profundidad y, una vez acabadas, ocuparán una extensión total de 120.000 m2 de sala blanca, con una potencia máxima de 200 Megavatios, lo que las convertirá en el datacenter subterráneo más grande del mundo.

Este espacio está dividido en 75 salas, con una vía de acceso de 1300 metros de longitud, construida en espiral, cuyas paredes tienen 14 metro de ancho y 8,5 metros de largo. Este sistema permite acceder sin problemas a cada uno de los niveles, situados a profundidades que varían unos 100 metros, siguiendo una planificación pensada para facilitar el escalamiento de un sistema modular. Además, sus creadores inciden en que cuenta con buenos enlaces a la red de carreteras, a los puertos de embarque, a dos aeropuertos locales y, además, cuenta con un helipuerto propio y conexiones a las redes de comunicaciones y fibra de alta velocidad.

En su construcción han intervenido compañías muy destacadas del sector de centros de datos, como ABB, Rittal e IBM, integrando las más modernas tecnologías de refrigeración líquida, que aprovechan el agua proveniente de un fiordo que se encuentra al lado del datacenter. Además, se nutre del suministro energético proveniente de una central hidroeléctrica cercana, por lo que se puede considerar como un centro de datos 100% renovable. Su avanzada tecnología le valió el año pasado la nominación como finalista a los premios DCD Awards, en la categoría de “Escalamiento de infraestructura”.

Sus creadores han anunciado recientemente que ha iniciado la segunda fase del proyecto, y que ya está proporcionando 45 Megavatios de capacidad TI. Y han recalcado que se trata de unas instalaciones con una alta seguridad física, protegidas frente a todo tipo de ataques externos y desastres naturales. Según ha dicho Jørn Skaane, CEO de Lefdal Mine Datacenter: “Reconocemos el aumento de la demanda de centro de datos de alta capacidad, por lo que prevemos un futuro en el que tanto los gobiernos como el sector privado inviertan en soluciones que garanticen el tiempo de actividad y soluciones adecuadas para el respaldo y la recuperación ante desastres”.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.