Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Facebook quiere que sus centros de datos sean renovables en 2020

  • Noticias y Actualidad

energia, molino de viento, industria

Desde hace años las empresas que operan centro de datos de gran tamaño están tratando de reducir la huella ecológica de sus instalaciones, recurriendo cada vez más a fuentes de energía renovables. Facebook ya ha avanzado mucho en este camino y recientemente ha anunciado que para el año 2020 sus centros de datos estarán alimentados al 100% por renovables.

Aunque Facebook es una de las empresas con mayores centros de datos del mundo, dedica su uso principalmente para dar servicio a sus usuarios, por lo que no aparece en los rankings mundiales de proveedores de servicios en la nube. Pero sus instalaciones son de grandes dimensiones y requieren una enorme cantidad de recursos tecnológicos y energía para funcionar, lo que a nivel ecológico se traduce en un importante volumen de emisiones de gases de efecto invernadero. Para minimizar este impacto la compañía lleva varios años invirtiendo en la utilización de energía renovable, y ya en 2017 logró superar sus expectativas de cambio, logrando que el 51% de sus centros de datos estuviesen alimentados enteramente por energía solar y eólica. En 2013 inició la copra de energía solar y, desde entonces, Facebook ha firmado contratos de solar y eólica por más de 3 gigavatios de potencia, 2,5 de ellos en el último año.

Según una publicación reciente en su blog, Facebook dijo que sus nuevos proyectos de energía solar y eólica se encuentran en la misma red de suministro que sus centros de datos y, en sus palabras, “Eso significa que cada uno de estos proyectos genera empleos, inversiones y un medio ambiente más saludable para las comunidades que nos acogen, desde Prineville (Oregón) y Los Lunas (Nuevo México), hasta Henrico (Virginia) y Luleå (Suecia)”. Esta estrategia persigue, por una parte, la reducción de costes, logrando la autosuficiencia energética de sus instalaciones. Y, al minimizar su huella ecológica reduciendo el impacto ambiental, también elimina cargas fiscales en muchas regiones del globo. Por otro lado, la apuesta por la ecología sirve para mejorar la imagen de la compañía, tan dañada después de los casos de filtración de datos de sus usuarios, como el de Cambridge Analytica en 2016. 

Ahora, el próximo objetivo de Facebook es reducir sus emisiones un 75% y alimentar al 100% sus instalaciones con energía renovable para finales de 2020. Y, mientras tanto, continúa apoyando diversas iniciativas para fomentar la ecología, como que trata de impulsar que Estados Unidos se adhiera de nuevo al acuerdo climático de París.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.