Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El almacenamiento en cinta magnética se mantiene al pie del cañón

  • Noticias y Actualidad

Cinta LTO Roadmap

Por mucho que estén avanzando las tecnologías de almacenamiento HDD y de estado sólido, la cinta magnética continúa siendo la forma más barata de mantener una copia secundaria de los datos de forma segura y a muy largo plazo. Por ello, todos los indicadores apuntan a que el mercado de cintas seguirá manteniéndose durante bastantes años, sobre todo gracias a los clientes de mayor volumen.

Hablar de cinta magnética sigue resultando extraño en esta era digital, que parece dominada por los chips, pero la realidad es que a este sistema todavía le queda mucha vida por delante. De hecho, los principales valedores de esta tecnología informaron el año pasado que los envíos globales de soportes de cinta aumentaron un 12,9% en 2017. Y esperan que en 2018 hayan subido de nuevo, gracias al mantenimiento del mercado de modelos LTO-7M y a los pedidos de las nuevas unidades LTO-8.

Y, según parece, los escasos fabricantes de cintas no tienen intención de frenar el desarrollo de estos soportes, y mantienen su roadmap de evolución de la cinta hasta la 12ª generación, para la que prevén una capacidad nativa de 192 Terabytes, muy por encima de lo que pueden ofrecer los actuales discos HDD o SSD con más espacio. Y no es cuestión de densidad, ya que mientras las cintas LTO-8 tienen una densidad máxima de 9 Gigabytes por pulgada cuadrada, un HDD promedio supera 1 Terabyte por pulgada cuadrada. La verdadera ventaja que ofrece la cinta es el coste por gigabyte, que se estima en mucho menos de un céntimo (de dólar) por gigabyte, mientras que en un HDD es de unos 3 céntimos por Gb.

Por ello, y dado el enorme aumento de capacidad que van a necesitar las organizaciones en los próximos años para poder hacerse cargo de la gran avalancha de datos que provendrán del nuevo ecosistema digital, los expertos prevén bastante futuro para el mercado de cinta. Será la única manera de que las organizaciones puedan tener un medio de almacenamiento secundario de bajo coste, que además ofrece otras ventajas en materia de confiabilidad y seguridad.

No en vano algunos de los principales proveedores de almacenamiento y servicios en la nube también tienen sus propias bóvedas de almacenamiento basado en cintas, en las que guardan una copia de seguridad inviolable por si sufren algún problema grave que pueda generar la pérdida de datos en sus instalaciones primarias. Y determinadas empresas multinacionales de gran volumen también recurren al almacenamiento en cinta para tener una copia de seguridad secundaria, que además se mantiene desconectada del resto de la infraestructura y de las redes de datos para evitar cualquier tipo de intrusión o amenaza cibernética.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.