Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Google apuesta por centros de datos libres de carbono

  • Noticias y Actualidad

energia, molino de viento, industria

Los grandes operadores de centros de datos recurren cada vez más a las energías renovables para alimentar sus instalaciones, para reducir al máximo su huella de carbono y alcanzar un alto grado de sostenibilidad. Pero Google quiere ir más allá, y ha anunciado que el 100% de su consumo anual ya proviene de energías verdes, y que su compromiso con este modelo será ininterrumpido.

El sector de los centros de datos se está convirtiendo en uno de los que más consumo eléctrico generan a nivel mundial, y se prevé que crezca mucho durante los próximos años, a medida que los operadores aumenten su infraestructura para soportar las nuevas cargas que está generando el estilo de vida digital de las personas y las empresas. Esto supone que los operadores de centros de datos se han convertido en empresas muy contaminantes, contribuyendo enormemente a las emisiones de carbono por la huella ecológica que proviene de la generación de energía que utilizan. Para paliar esto el sector se está moviendo hacia las renovables, especialmente los grandes operadores, en una tendencia ecológica que se extiende poco a poco.

Por su parte, Google tiene claro que el camino a seguir es volverse 100% ecológicos en lo que a energía se refiere, y recientemente publicó un informe en el que afirma que en 2017 logró igualar el 100% de su consumo anual a través de la compra de energía renovable. Esto es el resultado de su política de eliminación de las fuentes de energía basadas en combustibles fósiles, pero no supone que no hayan contaminado, ya que no todas sus instalaciones tienen acceso a fuentes renovables. La compañía lo considera un hito pero, como dijo Michael Terrell, jefe de desarrollo de mercados energéticos de Google: “si bien es un logro importante, es solo el comienzo”. Para explicar la visión de la compañía en este campo declaró que: “la electricidad es el combustible que permite a nuestros centros de datos entregar miles de millones de búsquedas en Google, vistas de YouTube y mucho más, todos los días, las 24 horas. Nuestro compromiso con la energía libre de carbono también debe ser ininterrumpido”.

En la presentación del informe se mostró un documento que mostraba mapas de calor de carbono, específicos para cada instalación. En ellos se puede ver, hora por hora, cómo funciona un centro de datos en relación al consumo de energía libre de carbono. Los más eficientes en este sentido son los centros como el de Hamina, en Finlandia, concebido como uno de los más ecológicos de Google y que se nutre en un 97% de energías renovables. A este respecto, Terrell dijo que: “el predominio de la energía libre de carbono en nuestro centro de datos de Finlandia se debe en parte a las compras de energía eólica de Google en la región nórdica. De hecho, nuestra adquisición a gran escala de energía eólica y solar en todo el mundo es una piedra angular de nuestros esfuerzos de sostenibilidad, y ha convertido a Google en el mayor comprador corporativo de energía renovable del mundo”.

Pero esta política es difícil de adoptar en países como Estados Unidos, en el que la red eléctrica nacional está alimentada en gran parte por centrales de combustibles fósiles. Pero Google convertirse en promotor del cambio hacia la ecología y ya está llegando a acuerdos con gobiernos locales y proveedores de electricidad para intentar reforzar el suministro basado en renovables. Como ejemplo, Terrell apuntó que, para su centro de datos en Lenoir, Carolina del Norte: “trabajamos con nuestro proveedor local de electricidad para establecer uno de los primeros programas de compra de energía solar en los EE. UU”. Pero tiene claro que la energía solar no se puede tener disponible las 24 horas del día, y dijo: “cuando el sol brilla, nuestro centro de datos Lenoir está bastante libre de carbono, pero de noche es más intensivo en carbono. Planeamos abordar este problema en los próximos años mediante la adquisición de tipos adicionales de energía libre de carbono”.

Ciertamente, en países dependientes de las “energías sucias” es imposible a día de hoy lograr que una empresa como Google se alimente sólo de energías renovables, pero la estrategia de la compañía es tratar de reforzar esta tendencia, que en regiones como Europa va camino de convertirse en el estándar en la próxima década. Y, gracias a las políticas de contratos de suministro a largo plazo con los proveedores de renovables, los operadores de centros de datos más importantes del mundo tienen la posibilidad de lograrlo. Para muchos está claro que esta es la forma de hacer las cosas de cara al futuro, tanto por economía como por sostenibilidad y responsabilidad medioambiental, pero en otras regiones del mundo hay mucho camino que recorrer. Google quiere mostrar que su visión es esta, pero de momento debe enfrentarse a la realidad del mercado estadounidense, donde lograr el 100% renovable es imposible hoy en día.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.