Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevos chips de radio podrían sustituir a los cables en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Cables de red

Investigadores de Georgia Tech han desarrollado un chip de radiofrecuencia de baja temperatura que combina la antena y la electrónica necesaria para la transmisión de datos de alta velocidad. Este diseño tendría utilidad en cualquier dispositivo conectado con redes 5G, pero también podría encontrar un hueco en los centros de datos empresariales, sustituyendo determinadas conexiones cableadas.

El Instituto de Tecnología de Georgia ha desarrollado un nuevo concepto de microchip para comunicaciones inalámbricas que promete superar las capacidades de los actuales y mejorar la eficiencia energética en un diseño más compacto. Se basa en la idea de combinar en un único chip todos los elementos que intervienen en la comunicación por radiofrecuencia, tanto la electrónica de transmisión y recepción como las propias antenas. Con ello, los científicos aseguran que se consigue reducir el calor residual, mejorar la eficiencia energética y se logra una mejor modulación de la señal, incrementando su eficacia y la velocidad de los datos transmitidos. Según declaró Hua Wang, profesor asistente de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Computación de Georgia Tech: “Dentro del mismo ancho de banda de canal, el transmisor propuesto puede transmitir velocidades de datos de seis a diez veces mayores”.

Este nuevo diseño está pensado especialmente para las futuras redes 5G, los dispositivos Multi-MIMO y toda clase de aparatos IoT, y sus creadores afirman que este concepto admite muchas variantes, pudiendo integrar más electrónica y más antenas, y que se podría usar para diseñar chips modulares que permitirían construir redes de todo tipo y complejidad. Pero sus posibles aplicaciones no se quedan ahí, sino que tanto sus diseñadores como los expertos en infraestructura están viendo posibilidades para los centros de datos, para la transferencia de datos entre diferentes puntos de las instalaciones. Según Wang, estos nuevos chips podrían utilizarse para sustituir determinadas conexiones cableadas en los datacenter. Por un lado, esta tecnología podría proporcionar una mayor velocidad de datos que las actuales redes de cable. Por otro, su reducido calor residual podría ser inferior al que generan los equipos de red a los que sustituiría, mejorando las condiciones ambientales en el entorno de los centros de datos. Otro punto a su favor que destacan sus creadores es la eficiencia energética, ya que afirman que estos chips son capaces de mantener una cota razonable de eficiencia tanto en cargas de transferencia media como a máxima potencia, al contrario que los chips tradicionales, que sólo son eficientes cuando funcionan al máximo nivel.

Gracias a la investigación conjunta de la electrónica de red y la transmisión de señal, que generalmente se contemplan por separado, se logra un diseño superior en muchos aspectos, y permite explorar la creación de dispositivos de conectividad muy diversos. Según Wang: “La integración de la antena nos da más grados de libertad para explorar la innovación en el diseño, algo que no se podía hacer antes”. Por ahora no se han desarrollado productos finales, pero esto podría cambiar en poco tiempo, ya que esta tecnología promete ofrecer muchas ventajas en diversas áreas tecnológicas, incluidos los datacenter y las redes de datos empresariales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.