Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

'NetApp HCI es un producto sencillo, automatizable, flexible y conectado a Data Fabric'

  • Contenidos Adicionales

Jaime Balaña NetApp

Jaime Balañá, director técnico de NetApp Iberia, analiza cómo está evolucionando el segmento de la hiperconvergencia, cuáles son las principales ventajas de esta tecnología para las empresas y cuál es la estrategia de NetApp en este área.

El mercado HCI es uno de los que presentan una tendencia más positiva en los últimos años, aupándose en la promesa de flexibilidad, ahorro de costes, sencillez y eliminación de silos de las infraestructuras clásicas. ¿Cuál o cuáles de estos elementos son los que más atraen a las empresas?

Factores como la flexibilidad, el ahorro de costes, la sencillez o la eliminación de silos de infraestructuras clásicas son solo algunas ventajas de la hiperconvergencia, una tecnología que está siendo impulsada por el propio proceso de transformación digital. A fin de cuentas, las empresas buscan la agilidad y la flexibilidad que aportan las infraestructuras basadas en cloud y el poder disponer de los mismos factores, pero dentro del centro de datos.

La hiperconvergencia es un modo de consumir la infraestructura y hace que las empresas puedan disfrutar de más escalabilidad, de una mayor facilidad de crecimiento, de sencillez y de más capacidad de cómputo.

Las empresas, ¿eligen la hiperconvergencia por alguna otra razón?

Los motivos por los que las empresas eligen soluciones de hiperconvergencia son diversos. Además de los anteriormente mencionados, también valoran la facilidad y la sencillez que se busca no sólo en la operación sino también desde el inicio de la compra.

La sencillez a la hora de gestionar, el valor añadido que aportan estas infraestructuras, el ejercicio de consolidación de las tres capas de cómputo del almacenamiento y del networking o el software, son aspectos muy valorados que hacen que sean los propios administradores de la aplicación los que gestionen la infraestructura sin tener porqué saber de almacenamiento o de redes.

¿Cuál es el factor más valorado por las empresas?

La consolidación es uno de los principales factores que buscan las empresas. La promesa de la hiperconvergencia era que con esta tecnología se iba a poder sustituir el datacenter y que todas las aplicaciones, fuesen las que fuesen, iban a poder estar disponibles en este tipo de infraestructura. Es cierto que hay cosas que no se han conseguido con las infraestructuras convergentes de primera generación. Esto se ha debido a que en su momento no se dio solución a algunos problemas relacionados con el rendimiento o la escalabilidad. Además, las empresas tendían a tener sus aplicaciones más críticas muy protegidas y no se atrevían a virtualizarlas. Hoy en día se ha comprobado que los riesgos son mínimos. 

La hiperconvergencia está atravesando la misma situación y, por poner un ejemplo, soluciones como NetApp HCI ofrece una calidad de servicio que garantiza la consolidación.

Además, también hay que tener en cuenta que el mundo camina hacia la cloud híbrida. Lo que buscan las empresas es operar tanto en cloud pública como en el datacenter de la misma manera. La infraestructura hiperconvergente se va a convertir en una extensión más de la cloud pública, algo que ofrecemos con nuestra estrategia de Data Fabric, que, al estar todo interconectado, se evitan silos.

En términos de ahorro de espacio y consumo, ¿qué aportan este tipo de soluciones?

La facilidad de uso y de manejo hace que las necesidades de recursos para la gestión disminuyan. El dedicar menos esfuerzo a gestionar la infraestructura permite que los equipos se dediquen a actividades más importantes para las empresas como generar más negocio, mejorar la experiencia del usuario final, innovar para ser más competitivos…

Además, las huellas físicas de un sistema hiperconvergente es más reducida ya que se están consolidando tres capas de almacenamiento, cómputo y red en un solo aparato. Esto hace que el consumo eléctrico, la necesidad de refrigeración, etc… sean menores que las de las infraestructuras tradicionales. Además, el uso de la tecnología Flash está creciendo, con lo que se reduce el consumo eléctrico y se mejora la eficiencia del almacenamiento, con lo que tareas como deduplicar, comprimir o compactar se realizan más rápidamente logrando un importante ahorro de tiempo y que en la misma huella se tengan más datos de los que se tenían antes.

¿De qué manera va a evolucionar la hiperconvergencia?

La mayor evolución se va a producir en la parte de la consolidación. Vamos a ver cómo empresas que todavía no se atreven a apostar por la hiperconvergencia van a comprobar realmente los beneficios de esta tecnología.

También vamos a asistir a importantes innovaciones dentro de la parte tecnológica en aspectos como el protocolo NVMe, o tecnologías de flash modernas como Storage Class Memory o Persistent Memory, las cuales van a ser totalmente disruptivas casi como lo fue la tecnología Flash frente a los discos rotacionales. Todo ello va a posibilitar que las empresas puedan disponer de tecnología Flash de distintas categorías que va a permitir realizar tareas de una forma mucho más rápida.

Asimismo, la hiperconvergencia evolucionará hacia la integración con el cloud. El futuro es la nube híbrida y estas tecnologías se conectarán con el cloud de alguna manera permitiendo que los clientes puedan disponer de sus cargas tanto en la nube como en sus datacenter tradicionales, y al revés.

En un futuro veremos cómo las empresas utilizan la hiperconvergencia tradicional para realizar tareas de analítica de datos y, a corto plazo, veremos cómo va a haber nodos de hiperconvergencia que serán capaces de hacer cómputo orientado a machine learning y a Deep learning.

HCI también va a llegar a sectores en crecimiento como la Inteligencia Artificial.

Hablando de los clientes, ¿existe algún sector o vertical que no se beneficie de este tipo de soluciones? ¿Cuáles pueden verse más beneficiados?

Todas las empresas se pueden beneficiar de la hiperconvergencia, pero, evidentemente, aquellas empresas que son más pequeñas, que no tienen equipos dedicados a almacenamiento, cómputo, redes… se pueden beneficiar un poquito más.

No obstante, sí que es verdad que el poder utilizar infraestructura como si fuera un cloud es un gran beneficio para cualquier tipo de empresa y departamentos dentro de grandes compañías también pueden sacar provecho de factores como la sencillez o la flexibilidad.

Por sectores verticales, algunos de los casos de uso que más están utilizando la hiperconvergencia es la virtualización de escritorio para aquellos sectores que cuentan con oficinas remotas, como sucursales de bancos, hospitales…

¿Cuál es el papel de una compañía como NetApp? ¿Qué aspectos diferenciadores aporta?

Con la primera generación de soluciones convergentes hubo muchos problemas que quedaron sin resolver, como el rendimiento o la escalabilidad. En ese momento, NetApp vio que podía sacar un producto que solucionase todos esos problemas y es ahí donde hemos intentado diferenciarnos.

NetApp HCI es un producto sencillo, automatizable, flexible y sobre todo conectado a Data Fabric, que es nuestra estrategia de cloud híbrida.  

A esto hay que unir que NetApp HCI es Open HCI. Es decir, como en nuestra solución el almacenamiento y el cómputo están separados permitimos conectar con cómputo de terceros a nuestro almacenamiento de HCI y, al revés. También permitimos que los clientes se instalen el hipervisor que quieran y NetApp le da el soporte de la misma manera, y podemos utilizar nuestro cómputo como si fueran servidores sobre los que desplegar no solo un hipervisor, sino también contenedores. Esto es una gran ventaja, ya que permiten que los clientes que ya tengan un cómputo o un almacenamiento existente, puedan disponer de todas las ventajas de la hiperconvergencia sin desechar todo lo que tenían anteriormente.

En definitiva, la infraestructura hiperconvergente de NetApp es muy versátil porque permite hacer casi cualquier cosa, desde almacenamiento de objetos hasta virtualización pasando por la consolidación de cualquier carga, entre muchas otras cosas.   

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador NetApp