Soluciones de almacenamiento de datos para la industria de la salud

  • Noticias y Actualidad

Sanidad

La digitalización de la industria de atención sanitaria generará enormes cantidades de datos que las empresas públicas y privadas del sector necesitan soluciones adaptadas a sus necesidades. La especial sensibilidad de esta información hace que los desafíos de seguridad y escalabilidad sean mucho mayores que en la mayoría de empresas, lo que está generando una categoría propia de tecnologías.

En los últimos dos años la industria sanitaria ha pisado el acelerador de la transformación digital y ahora busca soluciones tecnológicas que permitan recopilar, almacenar y procesar la enorme cantidad de datos que se generan a partir de la atención sanitaria. Y también se ha embarcado en una carrera para mejorar la integración de los datos entre diferentes ámbitos, como los hospitales, los centros de atención sanitaria y las instituciones dedicadas al diagnóstico y la investigación de tratamientos.

Los datos sanitarios son altamente sensibles y a la vez deben ser compartidos, por lo que la industria necesita soluciones accesibles, seguras y escalables para construir un ecosistema digital basado en la colaboración y el acceso remoto a los datos. Esto ha creado una categoría propia de sistemas de almacenamiento y los proveedores tecnológicos están trabajando para ofrecer soluciones adaptadas a estos requisitos.

Según los expertos de DCIG, las características fundamentales de estas soluciones son la ultra alta disponibilidad, la colaboración remota y el acceso rápido a los datos, pero la protección de datos debe estar en el corazón de estas tecnologías. Asimismo, es vital garantizar el cumplimiento normativo en materia de protección de la privacidad, lo que condiciona los sistemas de acceso y de recuperación ante desastres.

Hasta ahora estos requisitos tan elevados han ralentizado la modernización de los sistemas informáticos de la industria sanitaria, pero a raíz de la pandemia el panorama ha cambiado, y las empresas están adoptando iniciativas de digitalización para mejorar la atención sanitaria y optimizar al máximo sus recursos. En DCIG señalan que las cargas de trabajo de atención remota requieren un almacenamiento de datos más evolucionado que incluya imágenes médicas y otros archivos de imagen (PAC/VNA), telemedicina/telesalud a distancia compartida, capacidades de colaboración (como VDI, entre otras), registros de pacientes (EMR/EHR) y análisis de investigación basado en Big Data. Esto requiere un acceso local y online a archivos voluminosos, así como capacidades de intercambio seguro y colaboración remota.

Esto supone desafíos tecnológicos importantes, tanto a nivel interno como externo, y los sistemas heredados no pueden cumplir conos nuevos requisitos, lo que está impulsando la adquisición de nuevas plataformas de almacenamiento enfocadas a la industria sanitaria. Las soluciones modernas cuentan con características avanzadas diseñadas para abordar los desafíos actuales y futuros en materia de acceso, protección de datos y cumplimiento. Y también existen soluciones pensadas para aprovechar ciertas partes de la infraestructura heredada en los nuevos ecosistemas digitales sanitarios, que las empresas están adoptando para optimizar los costes de esta modernización.

En una reciente evaluación realizada por los expertos de DCIG se recogen las principales características de es tos sistemas, que son la capacidad escalable, el rendimiento a escala, la interoperabilidad y acceso, la flexibilidad arquitectónica y la capacidad de administración de nivel empresarial. Los proveedores de infraestructura de almacenamiento se centrarán en desarrollar propuestas que abarquen estos y otros campos para conquistar un mercado que crecerá con fuerza durante los próximos años.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital