Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Buenas perspectivas para el mercado de memoria MRAM

  • Noticias y Actualidad

Supercomputer

Los esfuerzos para el desarrollo de la RAM Magnetorresistiva han dado sus frutos y la industria informática se prepara para una mayor adopción de este tipo de memoria emergente en los próximos años. El uso cada vez mayor del Big Data, la inteligencia artificial y otras aplicaciones de alto consumo de datos impulsará el mercado de MRAM, que para 2027 podría generar alcanzar un valor de unos 2.800 millones de dólares.

Los fabricantes de memoria llevan tiempo explorando alternativas a la DRAM que sean de carácter no volátil, es decir, que no necesiten corriente eléctrica para mantener los datos. Una de las propuestas más sólidas es la Memoria MRAM magnetorresistiva, o MRAM, que ya cuenta fabrican algunos de los principales proveedores del mundo. Aunque por ahora son pocos los clientes que optan por este tipo de memoria de trabajo para sus equipos de computación, su uso va a aumentar en los próximos años.

Según un reciente estudio preliminar publicado por Transparency Market Research, en los próximos ocho años aumentará mucho el uso de aplicaciones de alto consumo de datos, como el Big Data, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, Internet of Things de uso industrial o la analítica de datos en tiempo real. En muchos casos, estas y otras aplicaciones requieren plataformas de computación de primer nivel, en las que se requiere el uso de la memoria más rápida y confiable.

La DRAM es la más veloz de su clase, pero presenta ciertos problemas en cuanto a su fiabilidad, ya que depende completamente del suministro eléctrico para mantener la integridad de los datos. Si se produce un corte o una fluctuación importante en la corriente, los datos se corrompen o se eliminan, algo que puede generar interrupciones y otros problemas. Por ello, la industria lleva tiempo en busca de alternativas como la MRAM y otros tipos de memoria de trabajo no volátil, algo que dará sus frutos en la próxima década.

Esta investigación señala que en los próximos ocho años el mercado de MRAM va a despegar, gracias a la demanda creciente de clientes interesados en plataformas de alto rendimiento. Según los investigadores, la MRAM tiene el potencial para convertirse en la memoria universal por excelencia, algo que impulsará la expansión de su mercado. Sus estimaciones son que este mercado crecerá a una CAGR del 43% entre 2019 y 2027, para cuando podría alcanzar un valor de unos 2819,3 millones de dólares.

Esta previsión se basa en que el uso de la MRAM está extendiéndose en diferentes industrias, por ahora entre diferentes tipos de plataformas de alto rendimiento. Pero prevén que su potencial como memoria universal acabará llevando esta tecnología a diferentes plataformas de electrónica de consumo, como los ordenadores portátiles, dispositivos móviles y otros aparatos que se beneficiarían de las ventajas de este tipo de memoria. Porque no solo se trata de que la MRAM pueda usarse como memoria intermedia de trabajo y para el propio almacenamiento de datos, sino que ofrece mejoras en cuanto al consumo eléctrico.

Por ahora, se prevé que irá sustituyendo o complementando a la memoria DRAM empleada actualmente en los equipos informáticos, pero sus impulsores destacan que ofrece interesantes posibilidades para el almacenamiento computacional y otros ámbitos en los que convergen los diferentes usos que se da a la memoria. Por ahora, los principales proveedores de este tipo de tecnología, como HPE, Everspin Technologies, Avalanche Technologies o Honeywell International, están apostando fuerte por la innovación, y prevén lanzar soluciones de nueva generación en los próximos años.