Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas se preocupan por la seguridad de los datos y la monetización

  • Noticias y Actualidad

privacidad

El crecimiento de los datos está generando nuevas preocupaciones a las empresas, por ejemplo sobre cómo pueden garantizar la seguridad y la privacidad en entornos como el de la inteligencia artificial. Y también sobre cómo pueden monetizar tanto la información que reciben como la que extraen de los propios datos de sus clientes, socios y usuarios.

La gestión de datos se complica cada vez más con la gran avalancha de información a la que se enfrentan las organizaciones. Por un lado, necesitan incrementar sus recursos para almacenarlos y, por otro, mejorar sus estrategias para extraer información valiosa de ellos. Aquí entra en juego la inteligencia artificial y la nube, dos apoyos fundamentales para las empresas a la hora de recopilar datos, almacenarlos y procesarlos para extraer el valor que contienen.

Pero el uso de estas tecnologías conlleva una serie de cambios en la forma de gestionar los datos y protegerlos, y también a la hora de sacarles un partido económico. Porque las nuevas leyes de privacidad lo ponen más difícil para proteger la información recopilada y para utilizarla con fines comerciales, y esto es una preocupación cada vez mayor para las empresas.

En opinión de los principales expertos a medida que aumenta la importancia y el valor de los datos, mantener la seguridad necesaria se ha vuelto una cuestión crítica. Y esto seguirá siendo así en los próximos 12 meses, ya que las cuestiones relativas a la seguridad y la privacidad se convertirán cada vez más en asuntos de importancia para los directivos de las organizaciones.

Al mismo tiempo, las organizaciones se están dando cuenta de que los datos que tienen no son valiosos solo para ellos, sino también para terceros. Y esto les lleva a explorar las diferentes formas en que podrían comercializar los datos en sí, o los resultantes de su procesamiento y análisis. Pero convertirlos en una fuente de ingresos adicional puede chocar con las leyes de privacidad, y las organizaciones están cada vez más preocupadas por las implicaciones de todo esto.

Sea como fuere, los expertos esperan que en este año las organizaciones den pasos decisivos para mejorar las condiciones en que almacenan y procesan los datos que recogen, cumpliendo así con leyes restrictivas como la GDPR. Y, al mismo tiempo, buscarán más nuevas formas de convertir esta información en un activo con valor económico para el negocio.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.