Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La próxima generación de consolas potenciará los mercados de memoria

  • Noticias y Actualidad

consola videojuego

Además de los centros de datos, las empresas y los ordenadores y dispositivos móviles de consumo, la industria del videojuego tiene un impacto significativo en el mercado de memoria DRAM y NAND. Por ello, los expertos creen que la llegada el próximo invierno de la nueva generación de videoconsolas incrementará la demanda de memoria DRAM gráfica, discos SSD, llegando a representar entre el 3% y el 5% del total del mercado.

La generación actual de videoconsolas está llegando al final de su ciclo de vida y los dos principales fabricantes van a lanzar sus nuevos modelos, en principio, a finales de este año. Esto tendrá un impacto a lo largo de 2020 en las ventas de los componentes fundamentales para estas máquinas, entre los que se encuentra la memoria DRAM para gráficos y el almacenamiento SSD.

Según las informaciones que se conocen hasta ahora, las nuevas videoconsolas PS5 y Xbox Series X contarán con memoria GDDR6 y discos SSD en sus modelos básicos. Dada la demanda potencial de esta nueva generación, los expertos de TrendForce afirman que en el segundo semestre del año se espera un aumento de los pedidos de estos componentes para nutrir a las fábricas.

Como resultado, prevén que en las cifras totales del año la fabricación de consolas aportará entre un 3% y un 5% a las cifras totales de a industria de memoria DRAM y NAND Flash. Pero su mayor impacto se notará a partir del segundo semestre de 2020, que será cuando comiencen a venderse estas máquinas. En función de la demanda que alcancen, los fabricantes incrementarán más sus compras de chips para cubrir los pedidos globales.

Aunque no se conocen las especificaciones exactas con que saldrán al mercado, sí se prevé que ambas consolas cuenten con unos 16 Gb de memoria GDDR6 (en Xbox puede haber una versión de 12 Gb) y con discos SSD de entre 512 Gb y 1 Tb. Además, tendrán tanto CPU como GPU fabricadas por la firma AMD, que también verán un incremento de su mercado de cara a la segunda mitad de este año.

Según los expertos de DRAMeXchange, la división de TrendForce dedicada a los mercados de memoria, se espera que tanto Sony como Microsoft lleguen al máximo de adquisiciones de estos componentes hacia mediados de 2020, con el fin de alimentar sus fábricas de consolas. Un importante impulsor del aumento de capacidad de almacenamiento n estos dispositivos es que los nuevos juegos ocuparán una media de 50 Gigabytes de espacio, por lo que cabe esperar que los fabricantes lancen versiones con más capacidad, y que los clientes adquieran discos adicionales para ampliar el espacio disponible.

Por ello, los analistas prevén que la participación de la industria del videojuego incremente de forma sustancial su participación en los mercados de memoria en 2021, superando el 5% previsto para este año. Aunque esto tendrá un impacto muy limitado en los precios de contrato de la memoria y especialmente en el almacenamiento SSD, que se verán más influenciados por los flujos de demanda de mercados como el de las empresas y los centros de datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.