Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

En camino hacia una red espacial de centros de datos

  • Noticias y Actualidad

futuro_tierra_espacio

La nueva generación de tecnologías aeroespaciales está estrechamente vinculada al mundo digital y a las aplicaciones como la inteligencia artificial. Ya sean satélites, naves de exploración o estaciones espaciales, estas instalaciones necesitan contar con su propia capacidad de computación, lo que está impulsando la creación de infraestructuras datacenter diseñadas para operar directamente en el espacio.

En las próximas décadas se espera que las tecnologías espaciales den un gran salto, impulsadas por proyectos como los viajes a marte, el futuro asentamiento en la luna y por las nuevas redes de comunicaciones satelitales. Todas estas iniciativas estarán profundamente ligadas a las nuevas tecnologías digitales como la inteligencia artificial, entre otras, que proporcionarán capacidades con las que no podían soñar los primeros astronautas.

En las primeras etapas de la era espacial, el papel de las tecnologías a bordo de los satélites, las naves y las estaciones orbitales era importante, pero no se podía disponer de un ordenador con la capacidad necesaria para realizar todas las operaciones, dependiendo constantemente de la conexión con las infraestructuras terrestres. Pero el avance de las nuevas tecnologías de computación y almacenamiento ha hecho posible crear equipos mucho más pequeños, ligeros y con capacidades de nivel Teraflop, que se pueden instalar en el espacio.

El mayor impulsor de este desarrollo es la inteligencia artificial, que permite contar con una ayuda vital para realizar todo tipo de cálculos imprescindibles para las misiones espaciales. La monitorización avanzada, vigilada por una IA, ayudará en las operaciones como la navegación. Pero también se podrá usar en las numerosas investigaciones que se llevan a cabo dentro de la Estación Espacial Internacional, y las que se realizarán en las próximas estaciones y naves que se están planificando para el futuro.

Pero, además, las nuevas infraestructuras TI pensadas para operar el espacio también tendrán un papel fundamental en la construcción de las próximas redes de comunicaciones satelitales. Concretamente, además de satélites de comunicaciones de nueva generación, se espera poder instalar infraestructuras de centros de datos en órbita. Esto permitirá no solo proporcionar comunicaciones y servicios de IoT de alta velocidad a zonas rurales, sino actuar como puente entre la tierra y las infraestructuras que formarán parte de la nueva era espacial.

Las claves de este nuevo concepto de TI espacial están en todos los campos vinculados a los centros de datos, tanto hardware como software. Desde la nueva generación de almacenamiento de estado sólido y procesadores de alto rendimiento y bajo consumo hasta las redes de alta velocidad, las nuevas tecnologías digitales ya están preparadas para las primeras etapas de la computación espacial. Pero el software no se queda atrás, ya que una de las claves para poder construir redes de comunicaciones y de centros de datos en órbita es el concepto “definido por software”, que abarca el almacenamiento, la distribución de cargas de trabajo y la gestión de las comunicaciones y la interconexión, entre otras áreas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.