Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

British Airways y CBRE resuelven el caso del fallo de su datacenter en 2017

  • Noticias y Actualidad

Avión 2

Tras varios años de litigio, la aerolínea británica y el especialista en bienes raíces CBRE han alcanzado un acuerdo en el caso sobre la interrupción del servicio en su centro de datos en 2017. Este incidente provocó la retención en tierra de 672 vuelos de la compañía durante tres días, y costó a la compañía aérea unos 48 millones de libras en indemnizaciones a los pasajeros.

La aerolínea British Airways centralizaba sus operaciones en un centro de datos propiedad de la empresa CBRE y, debido a una interrupción prolongada de sus servicios, se paralizaron los vuelos de BA durante 3 días, dejando en tierra un total de 672 aviones, con el consiguiente caos en el aeropuerto. Esto supuso un golpe importante para BA, que tuvo que compensar a los pasajeros con un total aproximado de 48 millones de libras, por lo que reclamó al responsable de las instalaciones, CBRE, una indemnización por su responsabilidad en este suceso.

Después de un largo proceso legal, ambas empresas han llegado a un acuerdo para solucionar este asunto, del que solo se sabe que no existe una admisión oficial de responsabilidad por ninguna de las partes. Según declaraciones al medio Datacenter Dynamics, ambas empresas están contentas con este acuerdo y continuarán trabajando juntas.

La firma CBRE es uno de los mayores inversores del mundo en el sector de centros de datos, y controla más de 800 instalaciones. Durante el incidente ocurrido en un fin de semana de mayo de 2017, se apagaron los centros de datos Boadicea House y Comet House, propiedad de esta empresa, ubicados cerca del aeropuerto de Heathrow. Por ello se tuvieron que cancelar unos 75.000 billetes de avión reservados, lo que provocó un caos importante en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick. Y esta interrupción afectó a todas las operaciones de British Airways, desde la plataforma de reservas al centro de llamadas, el registro de los vuelos y las aplicaciones móviles de sus clientes.

Según declaraciones recientes del entonces director general de la compañía aérea, Alex Cruz, creen que el origen del problema fue un problema en el suministro de energía, un fallo que se prolongó hasta el lunes siguiente por la mañana. Por ese motivo se pensó que CBRE, como administrador externo, podría ser el causante del problema. Mientras tanto, otras voces apuntaban a fallos en el diseño del centro de datos, y las diferencias de opinión llevaron el conflicto a los tribunales.

Ahora, tras resolverse el conflicto legal, ninguna de las partes ha sido capaz de demostrar cuál fue la causa de la interrupción, algo que ya ha sucedido en otros casos similares en diferentes partes del mundo. Los “apagones” de centros de datos son un problema que puede tener graves consecuencias para los clientes, desde la detención de servicios clave para el negocio a la pérdida de información valiosa, y es un asunto que preocupa mucho a las empresas del sector. En muchos casos, la investigación “forense” de estos sucesos no logra determinar la causa de estos incidentes, y los expertos ponen énfasis en que es importante trabajar desde el diseño para prevenir futuros problemas, teniendo especial cuidado en aspectos como la garantía del suministro eléctrico.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.