Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de colocación se centra en las grandes ciudades

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

Lejos de lo que cabía esperar hace algunos años, los proveedores de centros de datos de colocación no están llevando sus nuevas instalaciones hacia las zonas rurales. Por el contrario, prefieren seguir apostando por expandirse en los grandes núcleos urbanos, proporcionando los servicios de menor latencia a sus clientes.

Desde hace años determinados actores en el mercado de centros de datos, como los de hiperescala, han ido apostando cada vez más por la ecología para sus nuevas instalaciones, y han buscado localizaciones en zonas rurales o periféricas, en vez de situar sus centros de datos en las grandes ciudades. En estas regiones alejadas de la urbe pueden aprovechar factores como el mejor clima, sobre todo en países fríos, la cercanía a instalaciones de energía renovable y la posibilidad de aplicar compensaciones por el impacto ambiental. Pero esta tendencia no está siendo seguida con la misma intensidad en el sector de los centros de datos de colocación. Este tipo de proveedores se centran más en la cercanía a sus clientes, compitiendo para poder proporcionar la menor latencia posible. Y esto se consigue estando cerca de los grandes nodos de telecomunicaciones y de la principal masa de clientes actuales y potenciales, es decir, en las grandes ciudades. Así, en los últimos años los principales proveedores de centros de datos de colocación europeos han invertido en ampliar sus instalaciones en ciudades clave como Londres o Dublín, y también están apostando fuerte por otras ubicaciones con gran proyección, como Madrid.

Según afirman los responsables de importantes empresas de colocación, como Interxion, la demanda de espacio de colocación en las principales zonas urbanas del Reino Unido y la Unión Europea no muestra signos de reducirse. Más bien, está aumentando a medida que las empresas y las instituciones recurren a servicios de centros de datos externos en su camino hacia la digitalización. Además, las empresas extranjeras que quieren seguir operando aquí están generando cada vez más demanda de sus servicios, movidos por la necesidad de cumplir con las estrictas normas europeas en materia de protección de datos de sus clientes en esta región. Como ejemplo, el director general de Interxion habla de la reciente puesta en marcha de su nuevo centro de datos LON3 y de sus recientes expansiones en Madrid y otras ciudades como Viena o Dublín. Recalca que la mayoría de sus clientes prefieren una menor latencia frente a unos costes menores, por lo que están demandando cada vez más los servicios de empresas de colocación que pueden proporcionar este rendimiento. Según ha declarado, “Si retrocedieras cinco o diez años, verías a mucha gente sugiriendo ubicaciones rurales o verdes para sus centros de datos en todo el mundo”. Esto ha cambiado un poco porque las empresas quieren tener sus equipos mucho más cerca de los consumidores, porque no nos gusta esperar por el contenido”. Con este enfoque, y teniendo en cuenta que su mercado potencial en la zona de influencia europea va a seguir creciendo en los próximos años, los proveedores de colocación seguirán apostando por mantener y ampliar sus instalaciones en los núcleos urbanos mejor conectados.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.