Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El aumento de centros de datos y su coste energético

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

En los últimos años Europa se ha convertido en una región de interés para las grandes compañías de Internet y para los operadores de centros de datos de gran escala. La construcción de nuevas instalaciones es positiva para la zona euro, pero también supone un gran reto en cuanto al suministro de energía, que deben afrontar tanto las empresas como las autoridades de cada país.

Google, Facebook, Apple, Amazon… La lista de grandes empresas relacionadas con Internet que están construyendo nuevos centros de datos en Europa es extensa, y también lo están haciendo un buen número de grandes operadores de centros de datos de ámbito global. Esta tendencia viene de la mano de la transformación digital de las empresas europeas, que demandan una infraestructura cercana, con la última tecnología, la menor latencia posible y con un coste inferior al que supondría la construcción de instalaciones propias. Dado el gran número de compañías que necesitan ampliar su capacidad tecnológica en un futuro cercano, las previsiones del sector de centros de datos son de un crecimiento notable para los próximos años. Esto indica una buena salud para este mercado tecnológico, pero semejante desarrollo tiene su coste.

La cantidad de energía necesaria para mantener en funcionamiento los grandes centros de datos que ya existen y los que están en proceso de construcción es enorme, y este es un factor muy importante a considerar a la hora de elegir una ubicación adecuada para las nuevas instalaciones. La gran exigencia energética de los grandes centros de datos ha puesto en riesgo la red de más de un proveedor de suministro eléctrico en ciertas zonas. Por eso, muchas empresas importantes del sector buscan cada vez más ubicaciones alejadas de los núcleos urbanos, con acceso a energías de tipo renovable, y cuya red eléctrica no se encuentre saturada. Pero, como en la resolución de cualquier problema, una estrategia inteligente es minimizarlo en su fuente, por lo que el primer paso es reducir el consumo de las instalaciones.

Las principales compañías dedicadas al diseño y construcción de data center llevan años trabajando en varias líneas de acción para disminuir al máximo el consumo de los sistemas críticos, como el de la refrigeración. Para ello están desarrollando tecnologías de enfriamiento activas y pasivas más eficientes, y mejores sistemas automatizados de gestión de las infraestructuras, con los que se puede optimizar el funcionamiento de estos sistemas y adaptarlos mejor a las futuras ampliaciones de equipamiento. Otro de los principales factores para aligerar gasto de electricidad en el enfriamiento es ubicar las instalaciones en regiones frías, Lo que está llevando a muchos clientes hacia los países del Norte de Europa e Islandia. Por un lado, sus bajas temperaturas los hacen ideales para emplear sistemas de refrigeración más pasivos. Por otro, la mayoría de ellos emplea energías renovables, lo que proporciona un suministro eléctrico bastante “limpio” y eficiente.

Por su parte, las empresas del sector trabajan en todos los frentes posibles para reducir la “huella de carbono”, minimizando el consumo de las instalaciones y buscando la mejor forma de autoabastecerse. Algunas firmas importantes están construyendo sus propios centros de generación de energía renovable, pero de momento no pueden suplir completamente las necesidades de sus centros de datos. Por eso, es fundamental que todas las partes trabajen conjuntamente para garantizar que el desarrollo digital será sostenible en términos de energía de cara a los próximos años. El avance tecnológico es veloz e imparable, y cada año se generan más y más datos que las empresas necesitan para sus negocios, por lo que la demanda de espacio de almacenamiento y de procesamiento en centros de datos no dejará de crecer en los próximos años. Y, con ello, el consumo de energía va a dispararse.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.