Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El vídeo online dispara el consumo de almacenamiento

  • Noticias y Actualidad

Smartphones y redes 5G

Las plataformas de vídeo online, tanto de carácter personal como los servicios de vídeo bajo demanda, acaparan gran parte del almacenamiento en Internet. En los últimos años esto está disparando el consumo de espacio en los centros de datos que alojan estas plataformas, y continuará haciéndolo en los próximos años.

Los hábitos de consumo digital se mueven cada vez más hacia las plataformas de vídeo en Internet. Por un lado, los usuarios generan enormes cantidades de vídeo digital, que se almacenan en servicios online como Snapchat o YouTube, dos plataformas que no paran de crecer. Por otro, los servicios de vídeo bajo demanda como Netflix o Amazon Prime Video continúan creciendo en usuarios, y estos consumen cada vez más horas de vídeo a la semana. Este ingente volumen de archivos audiovisuales requiere de enormes cantidades de espacio en los centros de datos, y cada año se necesita más y más para cubrir las necesidades de las empresas y usuarios que generan y consumen estos vídeos.

Según los analistas de IDC, la cantidad global de información almacenada en los centros de datos de todo el mundo alcanzará los 163 Zetabytes en 2025, diez veces más espacio que en 2017. Y de todo este volumen un porcentaje cada vez mayor es de vídeo. Las últimas estimaciones de Cisco corroboran esta tendencia. Afirman que en 2021 el vídeo representará el 85% del tráfico total de Internet desde los centros de datos hasta los usuarios finales. Además, sus datos indican que para ese año los principales proveedores de la nube, como Amazon Web Services, Microsoft Azure o Google acapararán el 65% de todos los datos en Internet, y sus conexiones representarán el 55% del tráfico total de los centros de datos. Con estas previsiones queda claro que el almacenamiento de vídeo será una de los principales impulsores del mercado de almacenamiento para los centros de datos. Durante este año ya se están viendo incrementos en los envíos de unidades de almacenamiento para los centros de datos de todo el mundo, tanto de HHD empresariales como de SSD de alta capacidad, y viendo cómo el vídeo en Internet requiere cada vez más espacio dedicado, se prevé que el mercado de discos duros siga manteniendo tendencias alcistas.

Algunas de las claves de este importante incremento en la generación y el consumo de vídeos en Internet se desvelan en un estudio de Deloitte de 2017, que afirma que la visualización tanto de películas como de series está creciendo. Especialmente por factores como el denominado binge-watching (atracón de series), que lleva principalmente a los jóvenes a consumir de forma compulsiva series al completo. Y destaca que la mitad del tiempo dedicado a estas visualizaciones prolongadas (estimada en 5 horas por sesión) se realiza desde dispositivos móviles. Por su parte, el promedio de consumo diario de vídeo se sitúa en 30 minutos, y se espera que pueda aumentar en los próximos años. Esto está llevando a las empresas relacionadas a invertir con fuerza en las plataformas de generación y difusión de contenidos, y a los centros de datos implicados en el aumento de capacidad para dar soporte a esta gran avalancha de datos. Por otro lado, se espera que la implantación de cámaras IoT en ámbitos como las ciudades, los comercios, la industria y otro tipo de sectores avance en los próximos años, incrementando aún más el espacio que los centros de datos deberán dedicar al almacenamiento de vídeo.

Más información ¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.