Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Ventajas del almacenamiento multiprotocolo o unificado

  • Noticias y Actualidad

Big Data empresas

El almacenamiento unificado, también denominado almacenamiento multiprotocolo, es un sistema de almacenamiento que hace posible ejecutar aplicaciones y manejar ficheros desde un único dispositivo.

Además de esta parte básica de la definición, el almacenamiento unificado es capaz de gestionar protocolos de archivo de tipo, Server Message Block (SMB), Network File System (NFS), así como protocolos basados en bloques del tipo Fibre Channel (FC) y Internet Small Computer System Interface (iSCSI), lo que permite a los usuarios consolidar toda su información con independencia de si se trata de datos y aplicaciones que provengan de diversos canales o sistemas operativos. Un sistema de almacenamiento compartido permite guardar simultáneamente los archivos de datos y manejar las entradas y salidas basadas en bloques (block-based input/output) de las aplicaciones empresariales. Para ello, el dispositivo los accesos basados en archivos y en bloques sobre una única plataforma, similar a los arrays tradicionales, que contiene tanto unos como otros.

Entre las ventajas del almacenamiento unificado cabe citar que se reduce los requisitos de hardware. Así, en lugar de necesitar diversas plataformas de almacenamiento, como NAS para almacenamiento de archivos y discos RAID para almacenamiento basado en bloques, se combinan ambos modos en un único dispositivo. Además, este dispositivo puede ser desplegado tanto para u otro tipo de almacenamiento, a medida que sea necesario, y se evita elegir uno específico. Al estar en un único dispositivo, los usuarios se benefician de tener funcionalidades comunes, como pueden ser la creación de snapshots, la replicación, la replicación, la encriptación, la compresión o la deduplicación. Los sistemas de almacenamiento unificado cuestas, en general, lo mismo que los dedicados a archivos o a bloques y tienen un nivel similar de fiabilidad.

En la parte de desventajas, cabe citar las herramientas de gestión pueden tener un sobrecoste que depende de las funcionalidades aportadas por la plataforma en concreto que soporta el dispositivo unificado. También cabe citar que, debido a que el almacenamiento unifica a menudo limita el nivel de control en los procesos I/O de ficheros frente a bloques, puede encontrarse potencialmente una reducción de prestaciones del almacenamiento. Los datos basados en bloque tienden a necesitar un nivel más alto de I/O comparados con los datos a nivel ficheros, que son más aleatorios y llevan más tiempo para ser atendidos. Por este motivo, muchas organizaciones prefieren que sus aplicaciones de misión crítica se desplieguen en sistemas de almacenamiento basados en bloques en lugar de usar almacenamiento unificado.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.