Refrigeración líquida directa para reducir el gasto energético en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

Como consecuencia de la crisis energética los precios de la electricidad están aumentando con rapidez, especialmente en ámbitos como el europeo, lo que eleva los costes para los centros de datos. Según los expertos, esta situación puede actuar como impulsor adicional para la expansión de las tecnologías de refrigeración líquida directa en la industria, que ya está ganando presencia ante la densificación de potencia en las instalaciones.

En los últimos años la refrigeración líquida ha ido ganando popularidad para ciertas implementaciones de centros de datos y la tecnología ha ido evolucionando en diferentes caminos, principalmente refrigeración líquida directa (DLC) y refrigeración por inmersión. Estos sistemas son mucho más capaces y energéticamente eficientes que el enfriamiento por aire que se utiliza en la mayoría de centros de datos de todo el mundo, algo que interesa cada vez más a la industria. El rápido aumento del precio de la energía en regiones como Europa está llevando a los operadores de centros de datos a considerar estrategias y tecnologías alternativas para reducir los costes.

Los expertos del Uptime Instutute destacan las fuertes subidas de precio que se han producido en varios países como Francia y Alemania, donde el coste al por mayor de la electricidad se multiplicó por seis en agosto, con respecto al mismo mes de 2021. En un reciente artículo, Lenny Simon, investigador asociado sénior del Instituto, señala que en Estados Unidos la situación no es tan crítica, pero el precio se duplicó este verano en comparación con los mismos meses del año pasado.

En el sector de la colocación los operadores tienen más facilidades para trasladar estos incrementos de precio a los inquilinos, pero muchos proveedores de servicios de TI, como los de alojamiento web y los operadores de centros de datos en la nube, están sufriendo un descenso de sus beneficios por el mayor coste de la energía. Incluso se han dado casos de quiebra, como el del proveedor de colocación y servicios cloud Sungard Availability Services, que en marzo de 2022 informó de la quiebra de sus operaciones en Reino Unido y, posteriormente, en Estados Unidos y Canadá.

La situación actual está llevando a la industria a invertir más en eficiencia energética para reducir el PUE, pero los sistemas de refrigeración convencionales no tienen mucho margen de mejora y muchos operadores están estudiando alternativas más eficientes, entre las que destaca la refrigeración líquida directa. Por el momento se trata de una tecnología de nicho en el sector, pero tiene un gran potencial para reducir el gasto energético de la infraestructura digital en los centros de datos. Según una encuesta realizada por el Uptime Institute, dos tercios de los responsables de las empresas entrevistadas creen que el ahorro de costes es el principal factor para que su organización considere el cambio a sistemas DLC

Los expertos explican que, para los usuarios la alta densidad de rack se ha convertido en el principal catalizador del cambio a la refrigeración líquida directa, ya que la densificación de la infraestructura genera más consumo energético y más calor a disipar, lo que obliga a gastar más energía en el enfriamiento. Según los especialistas en la materia, con sistemas DLC se puede reducir el gasto total de la energía de TI entre un 10% y un 20%. Pero este cambio implica inversiones importantes sustituir los sistemas de enfriamiento por aire y, en ocasiones, reconfigurar el propio centro de datos, lo que ha desanimado a muchos operadores durante años.

Pero con el aumento del precio de la energía los argumentos para cambiar a la refrigeración líquida están ganando solidez, y los expertos creen que esto estimulará su adopción en los próximos años. Aunque la industria deberá superar ciertas barreras, como la falta de estandarización de sistemas DLC y preocupaciones sobre las posibles fugas de refrigerante y la compatibilidad de materiales. También el requisito previo de que el centro de datos ya cuente con un circuito de agua refrigerada, y que las instalaciones ya presenten una alta densificación de potencia, con más de 20 kilovatios por rack, para que sea rentable el cambio a DLC.

Finalmente, los especialistas del Uptime Institute dicen que las preocupaciones sobre la sostenibilidad en la industria datacenter también podrían actuar como impulsores del cambio a sistemas de refrigeración líquida directa a lo largo de esta década. Especialmente en regiones más comprometidas con la sostenibilidad medioambiental y donde el precio de la energía está aumentando más, como Europa.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.