Las olas de calor ponen a prueba la refrigeración en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

El súbito aumento de las temperaturas que se ha producido en Europa ha causado interrupciones en algunos centros de datos importantes de la región, causando problemas a millones de clientes. Teniendo en cuenta que la incidencia de estas olas de calor está aumentando, los expertos ponen en duda que los sistemas de enfriamiento convencionales puedan servir para garantizar la continuidad de los servicios en el futuro.

Las sucesivas olas de calor que se están viviendo en Europa están generando problemas en los centros de datos, que tienen problemas para mantener las temperaturas de los equipos dentro del umbral adecuado. Se han producido varios incidentes graves, como las interrupciones sufridas por Google en una de sus instalaciones en Reino Unido, que están haciendo saltar las alarmas en la industria.

En un informe publicado recientemente por GlobalData, la analista Sarah Coop dice que “el aumento de las temperaturas, como el experimentado en Europa esta semana, no es una buena noticia para nuestros sistemas de TI. Los centros de datos, que constituyen el cerebro de muchos sistemas de TI de empresas, solo pueden funcionar de manera eficiente a determinadas temperaturas”. Explica que el umbral de temperaturas óptimas de funcionamiento se encuentra normalmente entre 15oC y 32oC, y a más calor existe un riesgo grave de sobrecalentamiento de los equipos. Esto puede causar un aumento de latencia y cortes menores, que en algunos casos pueden convertirse en interrupciones graves de los servicios.

En su opinión, las temperaturas de 40oC y más que se están experimentando en Europa superan la capacidad de los sistemas de enfriamiento de centros de datos convencionales, y alerta de que estos sucesos podrían multiplicarse en el futuro. Coop señala que “dado que el cambio climático significará eventos climáticos extremos más frecuentes, las interrupciones del centro de datos como la que experimentó Google Cloud también serán cada vez más comunes”.

Esto no solo afectará a los grandes operadores, sino que también pueden causar problemas similares a los proveedores de colocación y a otros socios externos que soportan las operaciones de TI de clientes empresariales. Las previsiones más recientes de GlobalData muestran que el mercado de centros de datos incrementará su valor de los 466.000 millones de dólares en 2020 a unos 948.000 millones para el año 2030, e parte debido a la externalización de TI de muchas organizaciones.

Teniendo en cuenta la mayor incidencia de interrupciones causadas por fallos de refrigeración y al aumento de densidad de potencia de TI en los centros de datos, que eleva las temperaturas en los bastidores, los problemas derivados del calor van a ser cada vez mayores. Por ello, los expertos y muchos integrantes de la industria señalan que la solución para abordar estos problemas, especialmente en regiones calurosas, puede estar en la refrigeración líquida. Consideran que en el diseño de las futuras instalaciones debería contemplarse el uso de sistemas de enfriamiento líquido y tecnologías y técnicas enfocadas a mejorar la eficiencia energética.