Nuevo protocolo para mejorar las pruebas de propiedad de los datos en la nube

  • Noticias y Actualidad

identidad acceso

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado una mejora para los protocolos de prueba de propiedad que se aplican a los datos almacenados en la nube. Esto permitirá optimizar las técnicas de deduplicación que se utilizan en estos entornos, ahorrando espacio y reduciendo los costes, garantizando un nivel óptimo de seguridad,

Para impedir el acceso no autorizado a los datos sometidos a deduplicación en el almacenamiento en la nube se aplica una “prueba de propiedad (PoW)”, que generalmente se implementa en un archivo de datos estático, supuestamente de solo lectura. Esto permite comprobar la identidad de quien intenta acceder a los datos, pero genera ciertos retrasos que cada vez son más incompatibles con las necesidades de los usuarios, que demandan sistemas de almacenamiento más ágiles, a los que se pueda acceder para alimentar aplicaciones en tiempo real.

Pera mejorar este sistema, un equipo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología Electrónica de China (UESTC), del Centro de Investigación de Seguridad del Ciberespacio (China), de la Universidad Fujian de China, de la Universidad de Murdoch (Australia) y la Universidad de Temple (Filadelfia) han presentado un nuevo protocolo PoW. Su idea es aplicar un protocolo de prueba de propiedad bidireccional y maleable (BM-PoW), que promete mejorar el rendimiento de la identificación de usuarios que quieren acceder a los datos sometidos a deduplicación.

Se trata de una combinación de una prueba de propiedad bidireccional (B-PoW), una prueba de propiedad maleable (M-Pow) y un protocolo de arbitraje de disputas (DAP). Como explican en el artículo que han publicado en la revista IEEE Transactions on Cloud Computing, su sistema pretende acelerar el rendimiento de los esquemas tradicionales, garantizando los niveles de seguridad adecuados para el almacenamiento en la nube de nueva generación.

Aseguran que sus pruebas demuestran que su sistema B-PoW es seguro y eficiente para los archivos grandes almacenados en sistemas de datos estáticos. Y que su protocolo M-PoW proporciona un rendimiento aceptable en entornos donde los datos se actualizan con más frecuencia, algo muy común en muchos escenarios de almacenamiento en la nube. Como resultado, aseguran que su propuesta combinada permite acelerar el rendimiento en los servicios de almacenamiento en la nube que combinan diferentes niveles, pero en los que se aplican las mismas técnicas de deduplicación para optimizar el espacio y reducir los costes.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology