Nueva tecnología de almacenamiento óptico de alta densidad y bajo consumo

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento datos

Científicos de China y Singapur han desarrollado una tecnología de almacenamiento óptico de alta densidad que promete un consumo energético muy inferior al de otros sistemas similares. Para lograrlo han optado por utilizar la técnica de subdifracción y un soporte basado en escamas de grafeno, que les ha permitido diseñar un sistema de almacenamiento a nanoescala mucho más eficiente y longevo, que además permitiría fabricar dispositivos flexibles.

El almacenamiento óptico a nanoescala es un campo de investigación muy interesante, que servirá para construir discos ópticos de alta densidad y velocidad. Hasta ahora los expertos en la materia han diseñado tecnologías que permiten esa densidad ultra alta, pero presentan ciertos problemas. Esto se debe a que para el registro y el borrado de datos se basan en la fotoiniciación y la fotoinhibición con haces de luz de alta intensidad, técnicas que requieren mucha energía y que desgastan mucho el material cristalino empleado como soporte de grabación.

Pero ahora, un equipo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shanghai (USST), la Universidad RMIT y la Universidad Nacional de Singapur, han desarrollado una nueva tecnología de grabación óptica a nanoescala más eficiente. Para ello ha utilizado un método más simple, basado en la “transferencia de energía de resonancia de nanopartículas de conversión ascendente”, empleando un método de escritura óptica de subdifracción con un láser de baja energía.

Esto les ha permitido alterar el estado de estas nanopartículas en un soporte que contiene tierras raras y escamas de óxido de grafeno, un proceso que requiere mucha menos energía y que permitiría fabricar dispositivos flexibles. En su trabajo explican que la transferencia de cuantos de alta energía de estas nanopartículas de conversión ascendente produce una reducción química localizada en las escamas de óxido de grafeno del soporte, lo que permite la escritura óptica de datos a una densidad ultra alta.

Además, esta tecnología permite reducir considerablemente el consumo de energía de los sistemas convencionales de almacenamiento óptico a escala nanométrica, y también se reduce el desgaste que sufre el soporte, lo que se traduce en una vida útil mucho más prolongada.

El objetivo de estos investigadores es aplicar esta tecnología para crear discos ópticos que puedan superar la densidad de almacenamiento y la vida útil de los discos rígidos usados en los HDD. Y afirman que su innovación permitiría una densidad de hasta 700 terabytes en un solo disco de 12 cm, lo que verdaderamente lograría este objetivo, ya que sería como juntar la capacidad de 28.000 discos Blu-ray. 

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology