Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los centros de datos cambian a modelos de enfriamiento por aire libre

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Con las tecnologías de refrigeración tradicionales los centros de datos generan un consumo muy elevado de electricidad, con un gran coste económico y ambiental. Por ello, la industria está cambiando de modelo hacia las tecnologías de enfriamiento que emplean el aire exterior, como forma de ahorrar costes ante el constante aumento en la cantidad de instalaciones.

Antiguamente, los centros de datos requerían en general una temperatura muy baja para funcionar adecuadamente, pero las tecnologías han ido mejorando y ahora se pueden aceptar niveles más elevados de calor sin que se estropeen los equipos. Esto, junto con otros avances en las técnicas de enfriamiento, ha permitido desarrollar nuevas tecnologías de refrigeración que están atrayendo a los constructores y operadores de centros de datos en todo el mundo.

El principal es la refrigeración por aire libre, que prescinde de los sistemas de enfriamiento activos, para los que se emplean circuitos de gases similares a los de las neveras. Mediante este otro enfoque se emplea el aire del exterior para reducir el calor dentro de las instalaciones. Y hasta ahora se han desarrollado dos modalidades, que son las de aire directo e indirecto. Ambas prescinden de los gases contaminantes y de complejos sistemas de circulación que incrementan mucho el consumo eléctrico, reduciendo el coste económico y para el medio ambiente.

El enfriamiento por aire indirecto conduce el aire del exterior a través de un intercambiador de calor que lo separa del aire caliente del interior. Evitando que entren partículas y controlando mejor los niveles de humedad dentro de las salas frías. El enfriamiento por aire directo, en cambio, envía el aire exterior a través de un enfriador evaporativo y después lo hace pasar a través de un filtro hasta las salas de servidores. Y, cuando el aire exterior es demasiado frío, el sistema lo mezcla con el aire del interior para no generar cambios térmicos que afecten a los equipos.

Según una encuesta reciente realizada por el Uptime Institute, estas dos tecnologías están aumentando rápidamente su presencia en el sector de los centros de datos, y al menos un 84% de los entrevistados está implementando refrigeración indirecta por aire, mientras que un 74% están haciendo lo propio con sistemas de aire directo, combinando las dos tecnologías. Mientras tanto, el resto, o está implementando uno de estos sistemas, o ninguno, empleando las tecnologías tradicionales.

En Norteamérica la industria está apostando mayormente por el enfriamiento con aire libre directo, con un 70% de las empresas en proceso de implementación (63% de aire indirecto). Pero en Europa y en Asia Pacífico la tendencia es más hacia sistemas de aire indirecto. Esto se debe a que en Norteamérica se encuentra la mayor parte de las instalaciones hiperescala de los proveedores de la nube, y estos prefieren los sistemas de aire directo. Pero ahora mismo están invirtiendo fuerte para construir nuevas instalaciones en Europa, y es posible que esto lleve a una mayor adopción del enfriamiento por aire directo en la región.

Aunque se está viendo una importante tendencia hacia estos tipos de enfriamiento más económicos, desde el Uptime Institute también señalan que existen algunos problemas que pueden obstaculizar este avance a corto plazo. Los principales son la importante inversión que requiere este cambio, las restricciones de humedad y calidad del aire empleado para enfriar los centros de datos (el problema es menor en el enfriamiento indirecto). Pero también la falta de modelos meteorológicos confiables en ciertas regiones, y los acuerdos de nivel de servicio restrictivos, especialmente en el sector de la colocación.

Además, afirman que la falta de comprensión de los estándares de enfriamiento por aire libre está haciendo que muchos operadores de centros de datos se queden con enfoques tradicionales, perdiendo la oportunidad de sumarse a una tendencia que no solo es más ecológica, sino más rentable a largo plazo. Pero afirman que este problema podría atajarse en Europa a través de la nueva legislación de diseño ecológico de centros de datos y tecnologías de servidores, que entrará en vigor en marzo de 2020.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.