Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El almacenamiento de objetos como impulsor de la inteligencia empresarial

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento datos

La época en que los datos estructurados eran el motor de las aplicaciones Business Intelligence está pasado, ya que las empresas digitalizadas beben cada vez más de la información no estructurada, proveniente de imágenes, vídeos, documentación y comunicaciones electrónicas. En este contexto, el almacenamiento de objetos se postula como la mejor estructura trabajar con toda esta información de forma ágil y flexible para aportar valor al negocio.

El crecimiento de los datos a nivel mundial es imparable, y las organizaciones deben lidiar con grandes volúmenes de información no estructurada, como imágenes, vídeos, documentación en múltiples formatos y las propias conversaciones escritas y verbales derivadas de sus comunicaciones electrónicas. Todo esto, lejos de ser trivial, se ha convertido en una de las principales fuentes de información vital para los negocios, pero supone grandes retos a la hora de categorizarla y extraer el contenido valioso.

Para lograr esto se recurre cada vez más a formas de analítica avanzada e inteligencia artificial, que se combinan con modelos estadísticos de heurística y otras formas de análisis inteligente. Y se puede decir que estas se han convertido en las nuevas aplicaciones de misión crítica, y ya son fundamentales para las organizaciones de numerosos sectores como el de los seguros, el financiero, la fabricación e, incluso, los servicios públicos. Todo esto se está viendo impulsado por las nuevas aplicaciones y servicios digitales, así como por las tecnologías IoT, la IA, la fabricación inteligente y la automatización robótica de procesos, entre otras.

Pero adaptarse a esta nueva realidad impone una serie de condicionantes en la infraestructura tecnológica de las empresas, que necesitan elevar la capacidad de almacenamiento, procesamiento y velocidad en el acceso a los datos. Pero también en las propias arquitecturas de almacenamiento, que deben enfrentarse a un volumen de datos que no para de crecer, y que requiere nuevos enfoques en cuanto a la estructura de la información.

En este sentido, los expertos están poniendo cada vez más el foco en el almacenamiento de objetos, que en su opinión ofrece numerosas ventajas con respecto al tradicional almacenamiento de archivos. Por un lado, permiten encontrar con más facilidad la información necesaria entre grandes volúmenes de datos, gracias a ser un sistema distribuido. Por otro, el concepto de almacenamiento de objetos permite una gran escalabilidad, creciendo a la par que los propios datos y facilitando las tareas de estructurar la información no estructurada.

Y, a la vez, el almacenamiento de objetos agiliza el trabajo con información de los dos tipos (estructurada y no estructurada), facilitando el acceso a los datos para los desarrolladores y administradores de aplicaciones. Gracias al almacenamiento de objetos estos profesionales pueden disponer de la información contenida en los repositorios de almacenamiento compartido cuando lo necesitan, con mucha más facilidad.

Además, al permitir la separación del almacenamiento y el cómputo, las organizaciones disponen de mucha más flexibilidad, escalabilidad y pueden lograr una importante reducción de costos. Por otro lado, mejora la administración aislada de la carga para múltiples usuarios y evita la duplicación de la información, optimizando el espacio disponible para todos los usuarios. Así, cado uno puede ejecutar sin problemas sus propias tareas en un ámbito de almacenamiento compartido ágil y altamente escalable.

Teniendo en cuenta el progreso de la transformación digital, y cómo el concepto de Business Intelligence está cada vez más ligado a la inteligencia en torno al dato, en el futuro las organizaciones optarán cada vez más por el almacenamiento de objetos como base para guardar y trabajar con la información, tanto estructurada como no estructurada.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.