Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas y desventajas del almacenamiento primario en la nube

  • Noticias y Actualidad

nube cloud

Subir todos los datos de la organización a la nube parece una estrategia arriesgada en estos días, en los que cada vez se apuesta más por una infraestructura híbrida. Al margen de lo que opinan sus defensores y sus detractores, los expertos apuntan hacia una serie de ventajas e inconvenientes que las empresas deben tener en cuenta si están considerando migrar su almacenamiento primario a la nube.

Desde que se comenzaron a proporcionar servicios de almacenamiento empresarial en la nube el panorama ha cambiado mucho. Ha aumentado la complejidad de la infraestructura, hay una mayor variedad en la oferta de los diferentes proveedores cloud y cada vez es más difícil calcular los costes y los beneficios que se obtienen de tener los datos principales alojados en la nube. No faltan las posiciones a favor y en contra de este modelo de almacenamiento empresarial y, según indica el consultor Drew Robb en un artículo publicado en Enterprise Storage Forum, para arrojar más luz en este asunto, lo mejor es considerar las ventajas e inconvenientes de la nube.

En términos generales, los pros del almacenamiento primario en la nube tienen mucho que ver con la escalabilidad, la administración externa, la rapidez de implementación y unos costes iniciales más bajos. Además, en la capacidad de aumentar el espacio de almacenamiento sin límites. Concretamente, destaca una serie de ventajas:

- Gestión externa: Tener los datos alojados en plataformas externos ofrece la posibilidad de que el proveedor proporcione otros servicios asociados al almacenamiento, como la copia de seguridad, la protección de datos o la administración. Esto permite a la empresa descargarse de estas tareas para dedicarse a otras áreas del negocio.

- Conectividad: Otra de las ventajas que ofrece la nube es que permite el acceso a diferentes usuarios, desde cualquier ubicación y dispositivo autorizado. Esto proporciona una gran flexibilidad a las empresas para operar desde cualquier lugar, ganando en eficiencia.

- Velocidad: este parámetro es uno de los que más controversia genera, ya que depende de que el servicio de nube escogido sea compatible con las tecnologías presentes en la empresa. En algunos casos, la velocidad de transferencia puede llegar a rivalizar con la de los discos duros convencionales, pero en muchos otros es prácticamente imposible que las tasas de transferencia de datos se acerquen a lo que pueden proporcionar los equipos del centro de datos local. Para lograr que la infraestructura de datos en la nube ofrezca una velocidad competitiva para la empresa, y aprovechar los beneficios que puede aportar, toda la infraestructura debe ser totalmente compatible y estar diseñada a tal fin.

- Despliegue rápido: Los proveedores de almacenamiento en la nube pública ofrecen la posibilidad de disponer de espacio de una forma más rápida y efectiva que cuando una empresa necesita ampliar el espacio de sus centros de datos con nuevas plataformas de almacenamiento.

- Escalabilidad: gracia a su gran infraestructura, los proveedores de servicios de nube pública son capaces de ofrecer una escalabilidad de almacenamiento potencialmente sin límites, y también permiten escalar el rendimiento en el acceso a los datos.

- Almacenamiento permanente: El almacenamiento a largo plazo puede suponer un gran coste para las empresas, sobre todo a medida que crece el volumen de datos que deben guardar. A esto se suma la obsolescencia de los equipos, que genera más costes a las empresas. Por su parte, los proveedores de almacenamiento en la nube pública pueden correr con estos gastos a medida que avanza la tecnología, lo que permite a las empresas tener sus datos almacenados durante un tiempo ilimitado.

- Menor coste inicial: construir una infraestructura de almacenamiento de datos desde cero supone grandes costes para una empresa. Y, en muchos casos, la mayor parte de esos datos no se utilizan con frecuencia, lo que hace más atractiva la posibilidad de subcontratar los servicios de almacenamiento en la nube pública para tener a buen recaudo esa información, al menos en las fases iniciales de despegue de una nueva compañía, pagando solo por lo que se necesita.

Además de estas ventajas, expertos como Drew Robb indican que existe una serie de inconvenientes en trasladar el almacenamiento primario a la nube pública, que se relacionan con los compromisos de cumplimiento normativo, los costos generales, la seguridad y el rendimiento en el acceso a los datos. Las principales que destaca Robb son:

- Coste permanente: Más allá del ahorro inicial que supone la nube pública para las nuevas empresas y para las que amplían su capacidad de almacenamiento, a la hora de calcular el coste total tras varios años de contrato, el balance indica que puede ser más caro que el almacenamiento local. Por ello, tras unos años de pagar por el almacenamiento en la nube, muchas empresas se han dado cuenta de que han pagado, quizá, más de lo que necesitaban.

- Seguridad: En los últimos tiempos, la seguridad en los servicios de nube pública ha sufrido muchos problemas. Los ciberdelincuentes encuentran formas para acceder a las vías de comunicación entre los proveedores y las empresas, lo que pone en riesgo la integridad de los datos de los clientes. Los principales problemas son la gestión de permisos, el acceso no autorizado a los datos por los proveedores, con fines de marketing y encriptación, y ciertos problemas en la infraestructura que pueden poner en riesgo la integridad de los datos y generar pérdidas de información.

- Velocidad: otro de los problemas que muchos clientes encuentran en los servicios de almacenamiento en la nube pública es la velocidad de carga y descarga de datos. A pesar de las pruebas que apoyan el buen rendimiento del almacenamiento en la nube, los problemas de ancho de banda entre el proveedor y el cliente se están convirtiendo en una de las principales barreras para la adopción de este modelo de almacenamiento.

- Cumplimiento: en los últimos tiempos se está viendo que es difícil trabajar con la nube pública cumpliendo con los requisitos normativos que imponen las cada vez más estrictas leyes de protección de la privacidad, y otras regulaciones en materia de seguridad de información confidencial. Por ello, los expertos recomiendan localizar la información más sensible en las instalaciones locales, y migrar a la nube otros datos.

- Interferencia con otros usuarios: como es natural, los servicios de la nube pública se dedican a multitud de usuarios, , y en ocasiones el excesivo de tráfico de entrada y salida utilizado por un cliente puede llegar a afectar a otro. Por ello, los expertos recomiendan escoger un proveedor que proporcione el adecuado aislamiento y las garantías de nivel de servicio necesarias.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.