Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Reino Unido quiere ser más estricto con el uso político de los datos

  • Noticias y Actualidad

Demanda Juicio

Tras los numerosos escándalos de manipulación de la opinión pública para influir en los resultados de votaciones políticas, la Oficina del Comisionado de la Información (ICO) del Reino Unido reclama que se cree una regulación más estricta sobre el uso político de los datos. Con ello quieren evitar más injerencias en los procesos democráticos, que ya han afectado a los resultados de varios procesos importantes para el país, como el referéndum sobre el Brexit.

Tras el robo de datos de usuarios de Facebook efectuado por Cambridge Analytica, que se emplearon para favorecer la candidatura de Donald Trump a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, se han sucedido varios casos similares que han afectado a los resultados de procesos democráticos dentro y fuera del Reino Unido. Esto ha enojado a las autoridades británicas, que han visto cómo los responsables apenas tendrán que afrontar consecuencias por estos hechos flagrantes, que atentan contra la privacidad de las personas y que tienen como objeto llevar a cabo manipulaciones políticas. Por ello, Elisabeth Denham, Comisionada de Información del ICO se ha puesto en pie de guerra contra estas prácticas y, tras una exhaustiva investigación de los hechos, destaca que existió “un desprecio inquietante por la privacidad persona de los votantes”. Esto le ha llevado a solicitar al gobierno que cree una nueva regulación más estricta sobre el uso político de los datos.

El informe fue presentado el día 6 de noviembre ante el Comité Selecto DCMS (Digital, Culture, Media & Sports), y mostró el análisis realizado sobre el uso y análisis de datos personales por parte de 30 organizaciones, incluyendo campañas, partidos políticos y empresas de redes sociales. A lo largo de la investigación se han tomado medidas contra varias compañías relacionadas con estos hechos, como Leave.EU, Eldon Insurance, por infracciones graves del Reglamento de Privacidad y Comunicaciones Electrónicas de 2003, que han sido multadas con 60.000 libras, más otras 15.000 libras adicionales para Leave.EU por violar las normativas sobre el correo electrónico. Además, Facebook ha sido multada recientemente con 500.000 libras por no proteger los datos de sus usuarios, y se ha instado a la compañía a cambiar su modelo de negocio para proteger la información personal.

Pero Denham considera que estas sanciones no responden adecuadamente a la gravedad de los delitos cometidos, y afirma que se deben crear regulaciones más estrictas y aplicar penas más severas para esta clase de actividades ilegales. Asimismo, demanda una mejor supervisión de las actividades de compañías como Facebook, y  advierte a los partidos políticos de que se realizarán auditorías a finales de año. Sobre esta cuestión el informe dice: “Hemos llegado a la conclusión de que existen riesgos en relación con el procesamiento de datos personales por parte de muchos partidos políticos. Las preocupaciones particulares incluyen la compra de listas de mercadotecnia e información de estilo de vida de los intermediarios de datos, sin la debida diligencia, la falta de un procesamiento justo y el uso de compañías de análisis de datos de terceros, con controles insuficientes en torno al consentimiento”.

Para atacar estos problemas, que podrían agravarse aún más en el futuro, Denham ha solicitado que se simplifiquen las reglas y se aporte más certeza y seguridad sobre el uso de los datos personales como una herramienta legítima en campañas y elecciones. Recientemente ha publicado en su blog que; “Este código debe tener la misma base legal que otros códigos existentes en la Ley de Protección de Datos de 2018. Los códigos sobre el intercambio de datos, el diseño apropiado para la edad y el código para los medios de comunicación están consagrados en la ley. La integridad de nuestra democracia es igual que estas cuestiones. Es lo suficientemente importante para el público y para el mundo en general que la orientación del regulador tenga un filo más agudo y también se incluya en la legislación primaria”.

Resaltó que: “Nos encontramos en una encrucijada. La confianza en la integridad de nuestros procesos democráticos corre el riesgo de ser interrumpida porque la persona promedio tiene poca idea de lo que está sucediendo por detrás. Esto debe cambiar. La gente solo puede tomar decisiones verdaderamente informadas sobre por quién votar si está segura de que esas decisiones no han sido influenciadas indebidamente”.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.