Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Facebook deberá pagar 500.000 libras por el caso de Cambridge Analytica

  • Noticias y Actualidad

Facebook

Las autoridades británicas encargadas del caso han dictaminado que Facebook es culpable de haber permitido la violación de privacidad perpetrada por Cambridge Analytica. La multa impuesta al gigante de las redes sociales es casi testimonial, teniendo en cuenta el volumen de su negocio y la cantidad de personas afectadas por este caso de robo de datos.

Recientemente, la Oficina del Comisionado de Información (ICO) de Reino Unido ha condenado a Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica. Este organismo considera probado que la compañía permitió al Dr. Aleksandr Kogan y su compañía GSR, responsables de CA, recopilar datos personales de 87 millones de usuarios de todo el mundo, violando sus derechos a la privacidad. La multa impuesta por las autoridades británicas asciende a 500.000 libras, y corresponde únicamente al robo de datos que afectó a ciudadanos dentro del Reino Unido, aunque el caso se extiende por todo el mundo y podría tener más repercusiones para Facebook en otros países. La recopilación ilegal de datos perpetrada por Cambridge Analytica y sus responsables se realizó a través de una aplicación de encuesta aparentemente inofensiva, pero que por fallos de seguridad de la red social se utilizó para acceder a datos privados de los usuarios. Según declararon los responsables de la ICO: “Facebook ... no pudo mantener segura la información personal porque no pudo realizar verificaciones adecuadas de aplicaciones y desarrolladores que utilizan su plataforma. Estas fallas significaron que un desarrollador, el Dr. Aleksandr Kogan y su compañía GSR, cosecharon los datos de Facebook de hasta 87 millones personas de todo el mundo, sin su conocimiento”.

Pero, lo más grave de este caso es que toda esta información pasó a manos de la empresa SCL Elections Ltd. que la empleó para campañas de publicidad política que influyeron en procesos democráticos como las elecciones a la Presidencia de Estados Unidos. Y otros casos similares ocurridos también a través de la plataforma de Facebook se utilizaron para influir en la opinión pública en otros procesos democráticos en el Reino Unido e Irlanda, entre otros países.

En el extenso comunicado oficial de la ICO se afirmó que: “Las compañías de Facebook actuaron de manera contraria a la sección 4 de la Ley de Protección de Datos, que en todo momento requería que los controladores de datos cumplieran con los principios de protección de datos en relación con todos los datos personales respecto de los cuales eran controlador de datos”. Además, señalaron que la multa impuesta es la máxima que pueden imponer las autoridades según la Ley de protección de datos de 1998, lamentablemente en vigor en el momento de producirse este robo de datos. El documento dice que “para la limitación legal sobre el monto de la multa monetaria, habría sido razonable y proporcional imponer una multa más alta”. Sobre todo teniendo en cuenta que Facebook obtuvo unos ingresos netos de 5.100 millones de dólares en su último trimestre fiscal, y esta sanción corresponde a poco más de lo que gana la compañía en un cuarto de hora.

De haber podido incluir esta violación de la ley en el marco de la nueva normativa GDPR que entró en vigor a medidos de este año, la multa impuesta a Facebook habría podido llegar hasta el 4% de su volumen de negocio. Esto habría tenido un efecto más profundo y seguramente habría llevado a la compañía a replantearse en serio el mantenimiento de la privacidad y a imponer un control más férreo sobre los desarrolladores que crean y operan aplicaciones en su plataforma. 

Para concretar el alcance de la implicación de Facebook en este escándalo, la Comisionada de Información Elizabeth Denham explicó que: “Facebook no protegió suficientemente la privacidad de sus usuarios antes, durante y después del procesamiento ilegal de estos datos. Una empresa de su tamaño y experiencia debería haber sabido más y debería haberlo hecho mejor”. Y añadió que sus “principales motivaciones para tomar medidas de cumplimiento de la ley es impulsar cambios significativos en la forma en que las organizaciones manejan los datos de las personas”.

Aunque Facebook discrepa de esta decisión, son ya muchas las causas abiertas contra la red social por violación de la privacidad, y algunas podrían suponer grandes pérdidas económicas. Por ejemplo, la demanda que la Unión Europea está planteándose presentar por la violación de la privacidad de más de 50 millones de usuarios europeos. Según las últimas informaciones publicadas a este respecto, la UE podría reclamar más de 1.600 millones de dólares a Facebook. Por su parte, los responsables de la plataforma están buscando una nueva empresa de seguridad que les ofrezca más garantías y ayude a lavar su imagen pública, que se ha deteriorado mucho en el último año.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.