Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mitad de los centros de datos chinos están en desuso

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

Según indican las últimas cifras oficiales, los centros de datos del país asiático están funcionando a la mitad de su capacidad, ya que la oferta de recursos disponibles es de casi el doble que la demanda local. Esto se deba, en gran medida, a que en los últimos tiempos se ha incrementado la nueva capacidad en ciudades del interior, mientras que la mayor demanda se encuentra en los grandes núcleos urbanos costeros.

Las últimas estadísticas que comparten el Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MIIT) y el Ministerio Chino de Finanzas, publicadas recientemente por el Financial Times, muestran que existe un importante desequilibrio entre la oferta y la demanda de capacidad de procesamiento en los centros de datos de China. Y este desajuste es más una cuestión regional que de cifras totales de oferta y demanda. Por un lado, el gobierno lleva un tiempo animando a las empresas a que construyan nuevos centros de datos en los núcleos urbanos importantes las regiones interiores del país, donde hay poca demanda por ahora. Y también han construido nuevas instalaciones gubernamentales en estas regiones. Por otro, el mayor crecimiento de la demanda del sector de centros de datos se concentra en las ciudades costeras, que son importantes núcleos de negocio para China.

Esto ha llevado a que, en términos generales, los centros de datos del país estén funcionando a la mitad de su capacidad, existiendo un importante problema de oferta desatendida y de demanda que no se cubre con facilidad. En la estrategia del gobierno chino tiene mucho que ver su interés en convertirse en una potencia mundial en las áreas de inteligencia artificial y análisis de big data, campos en los que está creciendo con fuerza. Para ello se requiere una gran infraestructura de centros de datos, moderna y de alto rendimiento, por lo que ha impulsado la construcción de instalaciones en zonas menos congestionadas. Pero según indican los datos publicados recientemente, esta estrategia ha avanzado de forma desigual, generando efectos adversos en el balance entre oferta y demanda.

Para redirigir la demanda hacia las regiones menos congestionadas el gobierno ha elevado los estándares ambientales para la operación de centros de datos en Beijing, donde las estadísticas muestran que la capacidad disponible es un 19% menor que la demanda local. Así esperan que las empresas que quieran almacenar datos sensibles recurran a los servicios afincados en otras regiones. Pero según informan los especialistas en economía, esta política intervencionista podría acabar perjudicando al mercado. Como ejemplo de una política similar que fracasó se citan las conocidas como “ciudades fantasma”, que comenzaron a surgir en China a principios de siglo y que actualmente continúan casi deshabitadas.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.