Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumentan las interrupciones del servicio en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

Según una investigación reciente, la frecuencia y la gravedad de las interrupciones del servicio en los centros de datos va en aumento, como consecuencia de la gran complejidad de los sistemas tecnológicos que ahora componen estas instalaciones, y porque cada vez de da más importancia a la eficiencia energética que a la estabilidad en el funcionamiento.

El Uptime Institute ha presentado los resultados de su estudio anual sobre los centros de datos, una encuesta en la que participan las principales empresas del sector en todo el mundo. En su octava edición han ampliado el muestreo, preguntando a los responsables de casi 900 operadores de centros de datos, presentes en 50 países. Este estudio ha revelado que, con respecto al año pasado, ha aumentado el número y la gravedad de las interrupciones de servicio en los centros de datos. El 31% de los entrevistados ha declarado que en los últimos 12 meses han sufrido una interrupción o un período de “degradación del servicio del servidor”, frente al 25% de 2017. Además, el 48% afirmó que habían experimentado un incidente de inactividad en su propio centro de datos, o en uno operado por un proveedor de servicios, en los últimos tres años. El 80% de los que sufrieron uno de estos episodios a declarado que esto se podría haber evitado, señalando que las causas de estas incidencias habían sido errores humanos, cortes de suministro eléctrico, fallas en la red o problemas de configuración. Según ha declarado Andy Lawrence, Director Ejecutivo de investigación del Uptime Institute, “El rápido crecimiento en la implementación de los enfoques de TI híbridos y en la nube ha dado paso a una etapa de grandes cambios tecnológicos, y de gran complejidad en la organización y la gestión. Y estos nuevos desafíos son de una magnitud mucho mayor a todo lo visto anteriormente en la industria. Es una tormenta perfecta”.

Para entender la situación actual hay que tener en cuenta que las empresas cada vez demandan más servicios cloud y de TI híbrida, y que los fabricantes de tecnología relacionada con el almacenamiento y el procesamiento de datos están siguiendo diferentes caminos para sentar las bases de la nueva infraestructura TI que cubrirá estas necesidades. Para afrontar esta situación los operadores de centros de datos están adaptando sus instalaciones con sistemas de diversa naturaleza, lo que está añadiendo mucha complejidad a la gestión de su infraestructura. Según ha revelado esta encuesta, el 61% de los encuestados afirma que ha adoptado un modelo de infraestructura TI híbrida, en el que las cargas de trabajo se encuentran distribuidas entre diferentes entornos, tanto locales como en la nube y en centros de datos de colocación. Esto les ayuda a prevenir las consecuencias derivadas de las posibles interrupciones del servicio en una de estas localizaciones, pero no elimina el problema.

Según ha afirmado Lawrence, con el tiempo los centros de datos se volverán más complejos y difíciles de administrar. Y esto se agravará a medida que los operadores adopten las nuevas tecnologías de computación de alto rendimiento, que son necesarias para soportar las nuevas cargas de trabajo relacionadas con el análisis de Big Data, las aplicaciones de inteligencia artificial y la conexión con los centros de datos EDGE. Como ejemplo, en esta encuesta el 40% de entrevistados ya anticipa que necesitarán contar con servicios de computación de alto rendimiento en los próximos años.

Al problema de la inestabilidad en la gestión de las instalaciones se suma que los operadores están dando más importancia a la eficiencia energética que a la efectividad de sus sistemas. Según revela esta encuesta, en 2018 se ha reducido el PUE medio en el sector, que actualmente se encuentra en el mínimo histórico de 1.58. La rapidez con que estos operadores están adaptándose a la nueva situación del mercado TI ha llevado a un desequilibrio entre la necesidad de reducir costes y la adecuada operación de los centros de datos, lo que está elevando la tasa de interrupciones en los servicios. Por ahora es difícil prever cómo van a responder los operadores de centros de datos a esta situación en un futuro próximo. Está claro que la eficiencia energética es un factor clave para reducir los costos y para integrar adecuadamente estas instalaciones de gran consumo en la sociedad, pero los problemas que causan las interrupciones en los servicios generan desconfianza en los clientes, y podrían conducir a importantes pérdidas de negocio.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.